VERANO

El mal momento de Flor de la V en la playa: "Hay una obsesión con la mujer trans"

La actriz reveló la incomodidad que siente cuando las miradas se concentran en su "entrepierna" al lucir traje de baño.

Florencia de la Ve
Florencia de la Ve

La actriz y comediante Flor de la V se convirtió en una referente de los movimientos relacionados con la lucha por la igualdad de género. Ahora, en tiempos vacaciones de verano,la capocómicarealizó un reflexivo posteo en el que recordó lo mal que la pasaba en la playa por la mirada de los demás y llamó a que cada persona disfrute de su cuerpo en plenitud, sin ser "esclavos" de la mirada ajena.

"Muches (sic) tienen una obsesión con la entrepierna de las mujeres trans", señaló la actriz en una de las líneas más fuertes de su publicación, al recordar su experiencia personal en tiempos de playa, algo que hoy asegura haber procesado y superado.

De la V escribió una larga reflexión en su cuenta de Instagram el fin de semana, acompañada de fotos en la que se la ve en bikini en un parador de una playa de Mar del Plata. Allí, comenzó narrando sus experiencias pasadas. "El pasillo de la carpa era mi peor pesadilla", aseveró pero también señaló que "para otras mujeres lo sigue siendo". 

"Muchas chicas se preocupan por algunas estrías o un poco de celulitis. Imagínense cómo se sentirían ustedes si todas las miradas fueran constantemente a sus genitales. Muches (sic) tienen una obsesión con la entrepierna de las mujeres trans", expresó la actriz y conductora.

"¡Sí! La idea fija. Si se nota algo, si estamos operadas, ¿Cómo hacen? -agregó-. ¿Por qué preocupa tanto eso? Para todos los interesados, les cuento, se llama truquín o trucar. Y sí, puede ser doloroso, pero las mujeres trans lo hacemos en legítima defensa. Si no cumplimos con los estándares cis-normativos de la femineidad somos castigadas" 

A continuación, la capocómica, que se encuentra haciendo temporada de teatro en Villa Carlos Paz junto a Flavio Mendoza en la obra Tres empanadas, habló de su presente y de la necesidad de desprenderse de la mirada de los demás para disfrutar de la vida.

"Hoy vivo y disfruto de mi cuerpo con plenitud, ya no soy esclava de la mirada de los otres (sic). El mejor cuerpo no es aquel que vemos en revistas, sino el que portan quienes viven su existencia gozando, sintiendo y tomando decisiones que no dependan (tanto) de la mirada ajena", apuntó.

"Lo importante es que si queremos un mundo más amoroso y empático, trabajemos para que la multiplicidad (y no la homogeneidad) de cuerpo sea lo asumido como norma", concluyó De la V, que no descarta seguir con su militancia en temas de género y contra la discriminación del colectivo LGBTI+ en el terreno de la política partidaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error