Harvey Weinstein

Un magnate que cae ante la ley

El exproductor se entregó a la justicia y pagará una fianza de 10 millones de dólares

Harvey Weinstein llega a una comisaría de Nueva York. Foto: EFE
Harvey Weinstein llega a una comisaría de Nueva York con libros en la mano. Foto: EFE

Los medios especializados en Hollywood dicen que el juicio mediático pesa más que el de la ley y que por eso, Harvey Weinstein apareció en la comisaría de Tribeca en Nueva York con dos libros en la mano. Uno sobre Elia Kazan, de Richard Schickel, que cuenta la vida del controvertido cineasta de la década de 1950 que se sumó a la caza de brujas contra comunistas de Estados Unidos entregando a varios colegas; el otro, Something Wonderful, de Todd Purdum, sobre dos compositores de canciones para teatro, Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II.

Pero resulta que aunque Weinstein quiera dar el mensaje de que sigue siendo un hombre de la cultura o de que su obra vale más que sus actos, el medio y Hollywood entero ya dieron su veredicto, hace varios meses, y ahora, después de que el productor se entregara ante la justicia, esperan a que la ley lo reafirme. Por eso, la imagen del ex megaproductor esposado es la que ha dado más vueltas al mundo en estos últimos días.

Harvey Weinstein. Foto: AFP
Harvey Weinstein al salir de la comisaría de Tribeca, en Nueva York, rumbo a la corte penal de Manhattan. Foto: AFP

El 5 de octubre de 2017, el New York Times destapó años de acoso, abuso y violaciones por parte del magnate a mujeres de la industria del cine. Ashley Judd, entre otras actrices, se animó a dar nombre y apellido de su agresor, y desde entonces más voces se fueron sumando hasta que en cuestión de 20 días, y con otra investigación de la revista New Yorker de por medio, se llegó a una lista con más de 80 mujeres -entre las que había actrices de renombre como Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow-. Entonces Weinstein perdió todos sus privilegios.

El viernes, el productor enfrentó lo que fue la primera etapa del proceso criminal que lo acusa de varios delitos de abuso sexual y violación contra dos mujeres, cuyas identidades no fueron reveladas; un caso fue en 2004 y el otro en 2013. La decisión del juez Kevin McGrath en la corte penal en Manhattan, tras la comparecencia de Weinstein, fue la de dejarlo en libertad al imponerle una fianza de 10 millones de dólares, de los cuáles un millón los pagó en efectivo, sumado a que le requirieron el pasaporte -no puede salir de Nueva York sin autorización- y le impusieron el uso de un brazalete electrónico. 

Mientras el abogado de Weinstein, Benjamin Braffman, dice que en lo que sigue el productor “se declarará no culpable” y que actuarán rápidamente para aprovechar lo que creen que son “defectos constitucionales”, Asia Argento, una de las primeras en denunciarlo públicamente, dijo que este es “el primer paso en su descenso al infierno”, y Rose McGowan añadió: “Te pillamos, Weinstein, te pillamos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º