FAMILIA

Madre y hermana de Jorge Ibañez enfrentadas por su herencia

El diseñador argentino falleció repentinamente hace seis años y dejó 20 propiedades, además de dinero en cuentas bancarias y cajas de seguridad. 

Jorge Ibáñez
Jorge Ibáñez

A seis años de la muerte de Jorge Ibáñez, su mamá Mabel y su hermana Alejandra están enfrentadas por la herencia y el supuesto mal manejo del patrimonio que dejó el diseñador , que maneja exclusivamente su mamá pero que heredó también su hermana.

Según contaron este martes en Confrontados , la herencia incluye veinte propiedades, dinero en una caja de seguridad y cuentas bancarias. Alejandra Bellini, abogada de la hermana del fallecido modisto, contó que el 8 de abril tenían pautada una audiencia, pero fue suspendida por la pandemia de coronavirus. "Es una situación muy complicada para ella como hija. Hace dos años y medio que Alejandra no tiene contacto con su mamá. Hay muchas personas alrededor de Mabel que están cooptando su intimidad. No la dejan hablar por teléfono con su hija. Ella es una reconocida cardióloga radicada hace 20 años en Colombia", explicó la letrada.

Además, la abogada detalló que "pronto se van a poder volver a hacer mediaciones virtuales y que es un tema que va a dar mucha tela para cortar" una vez que la Justicia vuelva a la actividad. "Hace más de siete meses que Alejandra está en comunicación conmigo. Es una mujer que le dejó todo el manejo a su mamá, porque confiaba. La mama jamás le rindió cuentas y Alejandra tampoco se las pidió. Pero hace dos años vino a ver a su mamá y la encontró distante, la destrató, llamó a la policía cuando ingresó al local sin entender que es socia y heredera del negocio de su hermano. También descubrimos que pusieron cajas de seguridad a nombre de otros titulares. Vamos a pedir que se revoque la administración de la sucesión y que se incluya a un perito contador", señaló Bellini. 

Según la abogada, Alejandra Ibáñez solamente quiere que su mamá esté bien, "sea feliz y pueda disfrutar de sus nietos", pero entiende que alguien está impidiendo que así sea. "Sabe que su mamá está en sus cabales, pero yo no sé cuál es su capacidad hoy, con 80 años, para llevar adelante un negocio, con un juicio laboral con aportes mal hechos. Y eso es algo que ella desconocía. O sea que la están mal asesorando. Hace dos años y medio que Alejandra no puede hablar con su mamá porque tiene el teléfono de su casa transferido", finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error