OBITUARIO

Luke Perry, despedida para un actor que fue el rostro de su época

El actor Luke Perry falleció ayer a los 52 años debido a un derrame cerebral

Luke Perry, el actor de "Riverdale" y "Beverly Hills, 90210" falleció a los 52 años tras sufrir un derrame cerebral. Foto: Archivo
Luke Perry, el actor de "Riverdale" y "Beverly Hills, 90210" falleció a los 52 años tras sufrir un derrame cerebral. Foto: Archivo

Luke Perry fue uno de los galanes de la televisión y marcó su época con su pinta de chico malo durante los 10 años en que fue parte de Beverly Hills, 90210, la serie que, a su manera, definió la década de 1990. Su personaje, Dylan McKay, era una mezcla de chico rudo y meditabundo, con un aire a lo James Dean, y convirtió en una estrella a Perry, quien falleció ayer, a los 52 años y luego de estar cuatro días internado por un derrame cerebral masivo.

“Luke falleció el lunes por la mañana en el Hospital St. Joseph en Burbank, California ”, anunció el portal TMZ, el primero en comunicar la muerte del actor. Según su representante, Arnold Robinson, Perry pasó sus últimos momentos rodeado por sus hijos Jack y Sophie, su novia Wendy Madison Bauer y otros familiares y amigos cercanos. La noticia se volvió tendencia mundial, lo que demuestra la vigencia de su nombre.

El mismo día de la noticia de su internación, la cadena Fox anunciaba que reviviría la serie que hizo de Perry una estrella. Rebautizada simplemente 90210, va a tener a seis de las estrellas originales pero Perry, quien actualmente está en la serie Riverdale no estaba involucrado en el proyecto.

Perry tuvo una larga carrera como actor aunque no necesariamente pudo repetir el éxito y el impacto de Beverly Hills. Su trayectoria se inició a principios de los 80 con papeles pequeños en series de televisión antes de volverse un ídolo mundial gracias Dylan McKay, aquel chico pobre y con familia complicada que iba al liceo en el barrio más caro de Los Angeles.

La serie, creada por Darren Star y producida por Aaron Spelling, seguía la vida de un grupo de amigos desde la secundaria a la universidad, contando sus intimidades, triángulos amorosos y decepciones familiares. Rápidamente, esa combinación hizo que la serie se convirtiera en un fenómeno cultural que hasta generó una serie derivada, Melrose Place, que tuvo otro elenco, más adulto. Ambos programas tuvieron un intento de regreso a inicios del nuevo milenio, sin el mismo nivel de éxito.

“Voy a estar vinculado con él hasta que muera, pero en realidad está bien. Creé a Dylan McKay. Él es mío”, había dicho Perry sobre ese personaje que significó un mojón en su carrera.

Imagen de la serie Beverly Hills 90210
Presentación de la serie "Beverly Hills, 90210"

Perry, nacido como Coy Luther Perry III en Mansfield, Ohio, había audicionado para el papel de Steve Sanders (que interpretó Ian Ziering) antes de ser elegido como McKay. Su personaje vivió romances, siempre complejos, con Brenda Walsh (interpretada por Shannen Doherty) y más tarde con Kelly Taylor (Jennie Garth), generando un triángulo amoroso que dio mucho que hablar.

Como muchos actores que tienen un éxito tan grande y repentino, Perry consiguió algunas ofertas laborales generalmente haciendo de sí mismo en programa como Los Simpson, Family Guy y Johnny Bravo que siempre están más al borde de la burla que del homenaje.

Fue, además, invitado en las series Spin City, Will & Grace y What I Like About You, y papeles menores en películas como Buffy, la caza vampiros y El quinto elemento y el protagónico en 8 segundos, la película más olvidable de John G. Avildsen. También recibió elogios y cierto impulso por ser el reverendo Jeremiah Clouter en la serie de HBO, Oz.

Una vez que finalizada Beverly Hills, y como le sucedió al resto del elenco (como Jason Priestley, Jennie Garth o Ian Ziering), Perry intentó quitarse la mochila de ídolo teen, una tarea que no le fue nada sencilla de lograr. Y así, casi sin excepciones.

Así, el mayor cuerpo de su carrera posterior a Beverly Hills, lo ocupó con papeles en películas de esas que se hacían directo para la televisión los video-clubes. A veces es triste el destino de los ídolos juveniles.

Entre 2002 y 2004 tuvo su propia serie, Jeremiah donde Perry interpretaba al personaje del título en un mundo posapocalíptico.

Pero fue, quizás, en los últimos años donde Perry pareció conquistar a nuevas generaciones: para muchos ayer no murió Dylan McKay sino Fred Andrews, el padre de Archie en Riverdale la serie que en Uruguay se ve a través de Netflix basada en el clásico personaje de historietas. Una vez más su nueva fama la consiguió gracias a un drama para adolescentes.

Imagen promocional de Riverdale
Tráiler de la serie "Riverdale"

“Me gusta interpretar a un papá porque me gusta ser papá, y creo que es un gran personaje en el medio de este programa donde soy el clandestino”, le había dicho Perry en 2017 a The Hollywood Reporter.

Tras conocerse la noticia de su muerte, la cadena CW anunció que detenía la producción de la tercera temporada de Riverdale para darle al reparto y los miembros de la serie, tiempo para llorar la muerte de pérdida de su colega.

“Estamos profundamente tristes de saber sobre el fallecimiento de Luke Perry. amado miembro de la familia de Riverdale, Warner Bros. y CW, Luke era todo lo que usted esperaría que fuera: un profesional increíblemente cariñoso, consumado y con un corazón gigante, y un verdadero amigo para todos”, dijeron los productores de la serie en un comunicado. “Una figura paterna y mentor del la gente joven del show, Luke fue increíblemente generoso e infundió amor y amabilidad en el set. Nuestros pensamientos están con la familia de Luke durante este momento tan difícil”.

Miembros del elenco de Riverdale, de Beverly Hills, 90210, y amigos del actor, usaron las redes sociales para despedirse de Perry. “Un tipo encantador, con un maravilloso sentido del humor sobre la fama y las trampas de show bussiness”, escribió como despedida, su colega Jon Cryer.

Su Dylan McKay fue un referente generacional y eso, a veces, es más relevante que las limitaciones actorales o una carrera dispar. Perry es el símbolo de su tiempo y eso, en definitiva, no es para cualquiera.

Perry en lo nuevo de Quentin Tarantino

Además de ser uno de los protagonistas de la serie Riverdale, Luke Perry también había trabajado en la película de Quentin Tarantino, Once Upon a Time in Hollywood, que se encuentra en etapa de postproducción. La película, que cuenta con un inmenso elenco y es protagonizada por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, está ambientada en Los Ángeles durante el verano de 1969 con el asesinato de Sharon Tate (Margot Robbie) por el clan Manson, como historia de fondo. En esta película, que podría tener su presentación en el Festival de Cine de Cannes (y se espera que su estreno sea en agosto), Perry interpreta a un personaje llamado Scott Lancer (según el sitio IMDB), mientras otros portales afirman que su personaje será Wayne Maunder, nombre del actor que protagonizó la serie ambientada en el antiguo oeste, Lancer que se emitió a fines de los años sesenta, cuando está ambientada la película de Tarantino.

Lancer contaba la historia de dos hermanastros de una familia ranchera que intenta prosperar. Scott Lancer, interpretado por Wayne Maunder, era el hermano mayor, educado y veterano del Ejército de la Unión, mientras Johnny Madrid Lancer (interpretado por James Stacy) era el hermano pequeño que se metía en problemas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)