PROYECTO

Luciana Salazar congeló sus óvulos en Estados Unidos

La modelo tomó la decisión sin consultarlo con su pareja, el economista Martín Redrado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Instagram @salazarluli

En medio de los renovados rumores de crisis que rondan a Martín Redrado y Luciana Salazar , la modelo decidió romper el silencio para contar su verdad. Desmintió la ruptura y aprovechó para hacer una confesión sobre su deseo de convertirse en madre.

"En mi último viaje a Miami, que se dijo que me había inseminado y estaba embarazada, me fui a hacer una congelación de óvulos, para prolongar la posibilidad de ser madre. Será cuando Dios quiera que sea, pero mi deseo está", le contó a revista Caras.

"El tratamiento lo hice con un médico argentino muy importante de Miami. Tuve que ir a diario a la clínica a sacarme sangre, justo a mí que me dan pánico las agujas y me baja la presión. Me pincharon los brazos todos los días, todavía tengo las marcas. Estaba llena de moretones. Y después me tenía que dar tres inyecciones en la panza casi todas las noches durante 15 días".

El proceso le llevó un mes. Tomó pastillas anticonceptivas para cambiar su ciclo menstrual a fin de que se pudiera manipular, como parte del tratamiento.

"Los americanos son más fríos que los argentinos, entonces les falta esa calidez. Por eso viajé con mi mejor amiga. Era un buen momento para hacerlo porque Martín se tomó unas vacaciones con sus hijos para compensar el tiempo que no pudo compartir con ellos"-

Durante esos 15 días debió permanecer quieta. "No podés hacer mucho ejercicio físico y no te dejan tener relaciones porque estás tan estimulada que fácilmente podrías quedar embarazada".

Salazar contó que fue ella quien tomó la decisión de congelar los óvulos y no lo conversó con su pareja, Martín Redrado.

"Esas cosas no hay que preguntarlas. Son decisiones individuales, pero obviamente se lo conté porque es mi pareja, pero no influye su decisión", aseveró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados