extremo

Llegó la improvisación al "Bailando"

Hay un sorteo, se define el ritmo, las parejas tienen 45 segundos para vestirse e improvisar una coreografía: así es el nuevo ritmo que comenzó ayer en el concurso de Marcelo Tinelli.

La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur
La improvisación en "Bailando". Foto: Ideas del Sur

Bailando por un sueño inauguró anoche un nuevo ritmo: la improvisación. Las parejas llegan a la pista con un maquillaje muy básico y unas mallas, y allí se sortea (bolillero precario mediante) el ritmo que les tocará bailar. Hay ocho estilos distintos en circulación, todos ya conocidos y bailados este año por los 10 finalistas.

Una vez que sale la bolilla, la pareja tiene 45 segundos para vestirse, mientras su coach le va dando indicaciones. Apenas suena la chicharra deben salir a la pista e improvisar, obviamente basándose en algo que ya han ensayado previamente.

Anoche bailaron cuatro parejas: Gisela Bernal y su partenaire brillaron con un folclore, Federico Bal y Laurita Fernández se lucieron con un reggaeton que no convenció a todo el jurado, Freddy Villarreal como Figureti y su bailarina hicieron una mala cumbia y se llevaron un puntaje bajísimo, y Celeste Muriega y su compañero hicieron folclore también, pero no les fue demasiado bien.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados