Entrevista

Leticia Siciliani habló de su rol de actriz y de su novia Delfina

La actriz de Esperanza mía habló con LA NACION sobre cómo llegó a la actuación, las sorpresas que le trajo el éxito de esta ficción y la relación con Delfina, su novia

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Leticia Siciliani

Leticia Siciliani nunca soñó con ser actriz. Tampoco con cantar ni con bailar sobre un escenario. No. Ella quería jugar al fútbol y ser profesora de educación física, a lo sumo podía imaginarse estudiando medicina. Pero su gracia innata, la importancia que fueron ganando las clases de teatro en su vida y observar la pasión que ponía su hermana mayor, Griselda, en cada proyecto que emprendía, la animó a cambiar el rumbo.

En Mis amigos de siempre, su debut como actriz, compuso a Sol, una jugador de fútbol muy "varonera" y con mucho barrio que jugaba en el equipo que dirigía Julián (Gonzalo Heredia). Su personaje fue ganando terreno en la ficción de El Trece, y eso le brindó continuidad cuando los números en la planilla de rating no rendían y la tira se fue transformando en culebrón. 

Leticia es algo tímida; definitivamente, no es la típica chica que se preparó desde los 5 años para ser famosa y corrió tras su sueño. De hecho, dice que dudó mucho antes de sumarse al elenco de Mis amigos..., principalmente porque temía el juicio fácil que cualquiera podría emitir sobre ella. "Me daba miedo que pensaran que estaba ahí por mi relación con Griselda y con Adrián [Suar]. Pero más por un prejuicio mío porque nadie me hizo sentir incómoda nunca, todos me recibieron muy bien. Después me di cuenta que Siciliani es mi apellido y que no puedo hacer nada para que eso cambie, que para algunas personas soy la hermana de Griselda y para otras Griselda es mi hermana", le contó, entre risas, a LA NACION.


-De todos modos, ya tenés tu propio grupo de fanáticos en las redes sociales...

-¡Sí! Es muy loco, pero eso vino de la mano del éxito de Esperanza mía. Hay un grupo de seguidores, de fans que vienen a esperarnos cuando salimos de las grabaciones, nos traen regalos, nos sacan fotos...


-¿Cómo vivís el fenómeno Esperanza Mía?

-Muy contenta, la verdad es que es una locura lo que pasó con el programa, todo lo que se generó... Nunca me imaginé que iba a participar de un éxito así, es como un sueño para mí. 

-¿Te gustaría seguir el camino de la comedia musical, como tu hermana?

-Me gusta cantar, estudié comedia musical, pero no me veo bailando. No adquirí esa cualidad genéticamente, parece, aunque la coreógrafa de Esperanza., Verónica Pecollo, consiguió sacar cosas impensadas de mí. Quizás sí me veo haciendo un musical más cantado y actuado, pero no soy bailarina, definitivamente.

-¿Cómo es la relación con Griselda?

-Soy fan de Gri. Me encanta todo lo que hace. La otra vez la fui a ver al teatro con amigas y me olvidé que era mi hermana, la miraba como espectadora y me parecía increíble. No sé hasta que punto puede despegarme de lo mucho que la quiero, aunque también puedo ser muy crítica con ella a veces. 

Leticia Siciliani con su pareja Delfina. 
Leticia Siciliani con su pareja Delfina. 

-Hace un tiempo contaste que estás de novia con una chica, Delfina, y eso generó cierto revuelo mediático. ¿Cómo te sentiste?

-En realidad, no es que decidí contarlo porque la gente no anda por la vida diciendo si es heterosexual y homosexual. Pero en la nota me preguntaron si vivía sola y no quise mentir, me salió decirlo desde el amor más absoluto. Estoy contenta de la relación que construimos con Delfina y de mi elección. Y también me pone feliz que podamos caminar de la mano por la calle y nadie nos mire con mala cara o nos diga cosas. Está bueno eso.

-¿Seguís jugando al fútbol o abandonaste las canchas?

-Juego un torneo entre amigas, pero más por diversión que por otra cosa. La que juega bien es Delfina, yo jugando al fútbol robo un poco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados