Justicia

Laport habló tras la escandalosa denuncia e irá hasta "las últimas consecuencias"

El actor, que recibió una denuncia por violencia y no querer pagar la cuenta de un bar, en la provicia de San Luis, se refirió al episodio.  

Osvaldo Laport
Osvalodo Laport (Foto: La Nación)

Esta semana Osvaldo Laport fue noticia al ser denunciado por violencia de género por la dueña de un restobar de la ciudad de San Luis, quien lo acusó de haberla agredido y retirarse del lugar sin abonar la cuenta.

Hasta el momento, sólo había hablado el abogado del actor uruguayo, algunos testigos y los denunciantes. Pero esta mañana, Laport rompió el silencio en Los Ángeles de la mañana y dio su versión de los hechos. "Mucho no puedo hablar. Lo que sí puedo decir es que no hay ninguna denuncia por violencia de género porque nunca existió. Sí, estoy a disposición de la justicia; qué tremendo tener que decir esto a esta altura de mi vida", expresó Laport. "Ya inicié acciones legales contra estas personas que atentaron contra mi persona. Voy a ir hasta las últimas consecuencias".

El actor, que se encontraba de gira por la provincia puntana con la obra Rotos de amor cuando se produjo el hecho, también se mostró molesto con el tratamiento que le dieron a la noticia algunos medios. "A veces creo que transitar por la vida haciendo el bien hace mucho ruido", señaló.

"Fuimos cinco víctimas", relató, en relación a él y quienes lo acompañaban en la mesa. "Fue una brutalidad lo que hicieron, su accionar. Eran 40 monos en jaque, fue de una violencia total", siguió. "Seguramente los dueños creyeron que, frente a la actitud que habían tenido, nosotros íbamos a accionar", especuló, al tiempo que contó que esa noche regresaron al hotel sorprendidos y hasta haciendo chistes sobre la situación que les había tocado vivir.

Pero Laport no fue el único que habló esta mañana: Jorge, asistente de producción de la obra, también salió a desmentir los hechos y a sostener la postura del actor: "Nada de lo que dijo la dueña del lugar sucedió. Es más, nosotros nos vimos envueltos en una situación que no elegimos, con un momento de violencia que tampoco elegimos".

A diferencia de Laport, que dijo no poder hablar por una cuestión legal, el técnico de la obra contó lo sucedido con lujo de detalles. "Nosotros decidimos ir a tomar un café al bar del hotel. Como estaba cerrado, nos mandaron a un lugar a dos cuadras. Fuimos como cualquier grupo de trabajo a tomar algo. De repente, nos vimos envueltos en una situación que nosotros no propusimos: nos quisieron trasladar a un VIP con música. No era el lugar en el que queríamos estar porque queríamos hablar", explicó.

"Lo empezaron a usar a Osvaldo como si fuera una celebritie contratada para eso. La dueña hizo traer a un fotógrafo de la calle con cámara profesional y empezó a sacar fotos. Ella dijo que eran para subirlas al sitio del lugar. Luego, empezaron a dejar entrar gente que se acercaba para sacarse fotos con él. Entonces ahí decidimos irnos. Vicky, la vestuarista, fue a pedir la cuenta y la trataron mal. Le dijeron un número de memoria y el único comentario de Osvaldo fue: 'ni siquiera nos hicieron un descuento con todo lo que nos hicieron trabajar'", relató.

Finalmente, en referencia al momento del escándalo, Jorge relató: "La señora vino como loca con tres patovicas, fue muy grosera. No voy a repetir lo que dijo. Al rato, vino el marido y le preguntó si le habíamos faltado el respeto. Ella dijo que sí y fue ahí cuando el hombre se acercó a Osvaldo y le dijo: 'vos de acá no salís' y le dio una trompada. Fue una barbaridad todo", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)