COLUMNA FARANDULERA

Justin Bieber sigue en medio de la polémica

El cantante canadiense otra vez tiene problemas con sus fanáticos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Justin Bieber (Foto: archivo)

Hace tiempo que Justin Bieber no da para disgustos. Hace una semanas comenté que las fans del cantante no aceptaban su relación con la hija de Lionel Richie por lo que el chico se enojó y terminó cerrando sus redes sociales. Al final la relación duró lo que un suspiro, por lo que el joven volvió a la soltería y a restablecer sus cuentas.

Esa no fue la primera vez que este chiquilín de 22 años se manda una de las suyas en cualquier parte del mundo. Hace unas semanas terminó antes de tiempo un concierto en Noruega y entre sus andanzas se incluyen grafitear algunas calles de Brasil y escalar una ruina maya. Todo festejado por su ejercito de seguidores.

Ahora me llamó mi amiga Irene para contarme que Justin había dado uno de sus numeritos ante unos 21.000 personas en Manchester.

Según mi amiga que está empapada en el tema del internet, el domingo el canadiense estaba dando un recital y como suelen hacer los cantantes, se paró a hablar con los presentes. Algo que hacen varios artistas para decir que esa ciudad es la mejor del mundo, que ellos son sus mejores fans y que los quiere más que a nadie.

El tema no es que los seguidores de Bieber desconfiaran que sus palabras fueran verdad, sino que empezaron a abuchearlo porque se dedicaba a hablar y no a cantar.

Ni tonto ni perezoso el joven tiró el micrófono y se fue dejando a todos bien calentitos. Claro que al rato volvió y dijo sentirse arrepentido, una técnica que ya le ha funcionado en el pasado.

Al parecer el enojo de Bieber se debió a que no se sintió “suficientemente respetado”, según me contó Irene. Claro, ellos no querían que el canadiense les dijera que su ciudad es hermosa, sino a oírlo cantar su primer hit, “Baby”. Al final los fanáticos consiguieron que el cantante les de ese gusto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados