ENTREVISTA

Juan Araya: El cónsul extraoficial

El empresario Juan Araya es el cónsul no oficial de Uruguay en Chile. Recibe a todas las delegaciones de futbolistas y periodistas y ahora debuta en cine.

Juan Araya
Juan Araya

Juan Araya (65 años) es el cónsul no oficial de Uruguay en Chile. Residente en Santiago desde 1973, su parrillada “La uruguaya” es parada obligatoria de delegaciones deportivas, artísticas o de cualquier tipo en la república transandina.

A tal punto ha llegado su fama como representante de la colectividad oriental en Santiago que fue convocado para una película en el papel de un uruguayo. El film se titula Fiebre y revela los delirios de un niño que en uno de sus tantos sueños es uruguayo y Juan le pinta los zapatos.

“Es un cameo. Me convocaron porque soy el rostro uruguayo más famoso en este país”, cuenta Araya.

Su “consulado” comenzó desde antes de la parrillada. En los ‘90, Araya trabajaba en una estación de servicio y comenzó a juntar a los uruguayos. Miraban los partidos o celebraban los 25 de agosto.

“Lo hacíamos en casas porque en ese momento, la embajada era como intocable. Carlos Pita (embajador de 2005 - 2010) fue quien abrió la embajada”, asegura.

El siguiente paso en la función “consular” de Araya fue recibir las delegaciones. “Cualquiera que viniera a Chile nosotros le hacíamos un recibimiento”, cuenta.

Más tarde abrió la parrillada, que se transformó en la “segunda” embajada oriental en Santiago. Hoy tiene dos locales.

“Abrí la parrilla y me llené de chilenos. Porque son productos y formas de asar diferentes”, cuenta. Araya importa los pulpones de Uruguay, pero no está permitido el ingreso de carne con hueso, por lo que esos cortes los adquiere en el mercado local.

Su vínculo con el fútbol uruguayo y sus protagonistas ha sido especial. Juan Araya entabló relaciones con periodistas, entrenadores y futbolistas. Cuando pasó mal debido a una rara enfermedad neorológica que padeció, los jugadores de la selección mayor salieron con una pancarta en un partido de Eliminatorias ante Chile que decía: “Fuerza Juan Araya”.

Cada vez que juega Uruguay ante Chile en cualquier categoría o deporte, los medios chilenos suelen entrevistarlo y los periodistas uruguayos no se pierden nunca de un asado en La uruguaya.

“Hubo un tiempo de mucha rivalidad entre Uruguay y Chile, después de aquello del dedo de Jara. Ahora está más tranquilo. Los chilenos son extraños: cuando les va bien y ganan son de insultar a los rivales y ponerse agresivos. Me ven y me putean. Pero cuando nosotros le ganamos y ellos pierden, se quedan más tranquilos. En la derrota son pasivos”, revela.

¿Volvería a vivir Uruguay? “No creo. Voy todos los años a visitar pero ahora tengo un buen pasar y sería muy difícil que volviera”, cuenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)