Con Mirtha Legrand

Jorge Lanata: "Escribí una carta de despedida porque podía morirme"

El conductor y su mujer, Sara Stewart Brown, asistieron a los clásicos almuerzos para detallar el proceso de la compleja operación a la que se sometieron con éxito

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Lanata

Tres semanas después de su trasplante de riñón, y luego de haber regresado a su rutina laboral en la radio, Jorge Lanata se sentó a almorzar con Mirtha Legrand junto a su mujer, Sara Stewart Brown, para aludir a su situación de salud actual. Recordemos que el 28 de marzo, Lanata pasó más de seis horas en el quirófano para recibir un riñón en lo que se convirtió en el primer trasplante cruzado (denominado swap) con donantes vivos no relacionados realizado en la región.La madre de un joven aceptó darle uno de sus riñones al periodista mientras que Sara le dio uno propio al hijo de la otra donante.

El origen de la compleja intervención. Una vez ubicados en la mesa luego de una cálida bienvenida, Sara comenzó a narrar cómo surgió la posibilidad de someterse al swap. "Jorge entró en diálisis en el 2011 y salió muy pronto, con dieta controlada y buenos valores. Cuando sale, estuvo un año y medio sin diálisis y cuando vuelve ya era definitivo lo que había que hacer. Yo le plantee lo del trasplante mientras estaba internado, me miró extrañado, se alarmó y le dije que averigüemos ya que no perdíamos nada, y así empezó el camino". Ante la pregunta de Mirtha de si tenía miedo a que saliera mal, Brown respondió: "tuve temor más que nada por la fragilidad de su salud".

Por su parte, Lanata sí reconoció que tuvo muchísimo pánico a que el trasplante no funcione: "yo me hago el casual pero podría haber salido mal, fue una operación complicada. Tuve miedo a morirme, le escribí a Sara una carta de despedida". Asimismo, el conductor contó que se quebró una vez finalizada la intervención: "me di cuenta del miedo que tenía cuando ya había salido y vino mi hija Lola; la abracé, ahí me largué a llorar" expresó. 

Su estado de salud actual. Lanata entró en detalles respecto a cómo se encuentra en la actualidad, una vez superada la operación: "estoy tomando mucha cortisona, hay cosas que no puedo comer como verduras crudas, también dejé de fumar, lo cual para mí es terrible (...) ya que podía fumarme hasta sesenta cigarrillos por día (...) Estoy muy medicado pero estoy bien, me pasan antibióticos dos veces por día y me tienen que drenar la herida, pero para lo que tengo estoy perfecto" aclaró e informó que esta semana habrá una reunión en el INCUCAI para regularizar el método swap: "La idea es que haya una ley, solo hay que juntar la base de datos de los pacientes de los hospitales, nada más". 

Asimismo, Mirtha charló con Sara sobre su pasado, específicamente sobre cómo fue adoptada y luego tuvo la inquietud de conocer a su madre biológica. Por otro lado, la mujer del conductor también contó que después de muchos años como productora - Brown trabajó un largo tiempo con Fernando Peña -, regresó a su amor por las artes plásticas, a lo cual se está dedicando hoy en día. 

Política. Como no podía ser de otra manera, surgió la ineludible charla política, circunscrita en parte a la muerte del fiscal Alberto Nisman. Lanata fue tajante en su opinión: "A Nisman lo mataron, yo no tengo dudas de eso, lo dije desde un comienzo (...) en esta historia no hay buenos, hay malos y menos malos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados