CONCURSO

Jorge Cabeza, el uruguayo que con su toque dulce ha conquistado a España en "Bake Off"

Charla con Jorge Cabeza, el uruguayo que pisa fuerte en la versión española del reality de pastelería Bake Off

Jorge, el participante uruguayo de Bake Off España habló con El País. Foto: Difusión
Jorge, el participante uruguayo de Bake Off España habló con El País. Foto: Difusión

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Jorge Cabeza se fue de Uruguay cuando tenía 20 años. Llegó a Barcelona con una mano atrás y otra adelante, y cuenta que alguna noche tuvo que dormir en una plaza. Y hoy es uno de los participantes que se destaca en la edición española de Bake Off, el programa de televisión que busca al mejor pastelero amateur. “Vine sin saber muy bien qué hacer de mí en ese entonces”, dice Cabeza, a quien sus miles de seguidores conocen como Jorge Saludable, un nombre que creó cuando decidió comenzar a cocinar y subir videos a las redes sociales, uniendo así sus pasiones: la medicina y la nutrición.

Una vez en Barcelona, comenzó a trabajar en restaurantes por las mañanas, mientras estudiaba por la tardes y noches. “Primero estudié Nutrición; después Enfermería, donde hice un Master en pacientes críticos, y luego estudié para ser coach nutricional”, dice Cabeza.

Pero la cocina siempre fue su pasión, reconoce el joven oriundo de San Luis (Canelones), de 36 años ya cumplidos. En parte, esas ganas de cocinar se deben a su madre, a la cual ayudaba con los postres que le encargaban cuando era chico. “Y siempre me pregunté qué hubiese sido de mí sí me hubiese dedicado a la pastelería”, reflexiona uno de los participantes que siguen adelante en la competencia de Bake Off (que no está disponible en servicios de cable ni de streaming para Uruguay pero se puede ver en Youtube).

La transformación de Jorge Cabeza a Jorge Saludable se debe a Lucas, su hijo de tres años, quien cuando nació, tuvo algunos problemas. Más de un año estuvieron, Jorge y su pareja, con estrés y sin dormir por este tema. Y cuando los doctores finalmente les dijeron que podían descansar porque Lucas estaba bien, fue cuando Jorge tuvo una desconexión. “Ahí me tocó a mí todo, me empecé a enfermar”, dice, y recuerda la promesa que se había hecho a sí mismo antes: si todo salía bien, iba a cambiar y a hacer las cosas que le gustan. “Me iba a dedicar a la cocina, o al menos intentarlo. Y así comenzamos con el blog, porque sentía que tenía que volver a recuperar la ilusión. Y la ilusión era volver a la cocina y así creamos Jorge Saludable”, dice.

En las redes sociales comenzó con un blog y un perfil diseñado para ayudar a la gente. “Empecé a hacer videos que se viralizaron y comencé a gustarle a la gente, tanto que en un año llegué a los 180 mil seguidores”. Tal exposición hizo que gente de Artesmedia, la productora de Bake Off, lo llamara para que se sumara al programa que emite Cuatro. El concurso tiene como presentador a Jesús Vázquez y como jurados a los reposteros Betina Montagne, Dani Álvarez y Miquel Guarro.

Quedan solo siete participantes de los 12 que llegaron a la carpa de Bake Off España. Foto: Difusión
Quedan solo siete participantes de los 12 que llegaron a la carpa de Bake Off España, y Jorge (a la izquierda en la foto) es uno de ellos. Foto: Difusión

Su paso por Bake Off ha sido un gran cambio para él, y siente que la gente lo ha aceptado bien. “Pensé que iba a haber resistencias del público por el tipo de cocina que hago, que es más saludable. Pero la han aceptado bien, me han apoyado un montón y está lindo que la gente te reconozca y diga que les has aportado mucho”, dice.

Claro que para cualquier uruguayo, no hay postre sin dulce de leche, y allí radicó uno de sus problemas en la competencia, ya que podía utilizarlo solo si lo fabricaba en las dos horas que tenía para cocinar. Eso no lo detuvo, ya que “mi reto está en hacer pastelería intentando hacerla más saludable”, aclara.

Antes de sumarse al programa, a Cabeza ya lo contactaban pasteleros de España, “y pensaba: ¿qué hace esta gente siguiéndome, si yo no soy pastelero? Algunos me llamaron para decirme que querían trabajar conmigo”, dice; otros quieren tenerlo de aprendiz, lo que llena de orgullo a este uruguayo.

Si bien el programa ya se grabó, Cabeza aclara que no puede revelar cómo le fue en esta competencia, en la que la semana pasada fue favorito, ganándose el delantal azul. “Estoy contento por poder representar a mi país, porque en cada episodio hablo de Uruguay”, aclara este cocinero que siempre tiene presente, en sus diálogos o en sus platos, a su tierra natal.

Mientras disfruta de este éxito televisivo, Cabeza no para de recibir invitaciones, y ya tiene propuestas de Christian Escribà, que es el mejor chocolatero de España, quien lo invitó a que sea su discípulo. “Es algo increíble, porque son generaciones de pasteleros y chocolateros referentes en Europa”, dice emocionado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)