REDES

Jimena Barón se fue de la casa de Daniel Osvaldo, pero volvió al otro día: el motivo

La cantante había vuelto a su apartamento junto con su hijo Morrison, pero volvió rápidamente a la convivencia con su ex, el futbolista

Jimena Barón

La historia entre Jimena Barón y Daniel Osvaldo no termina nunca. La cantante, que en un momento de esta cuarentena se instaló en la casa de su expareja y padre de su hijo Morrison, había vuelto a su hogar por algunos asuntos personales, pero todo fácilmente se arregló así que ahora retomaron la convivencia. ¿Y algo más? Ella insiste en que no volvieron a estar juntos, es decir, a intimar o a enamorarse, pero sus seguidores y los periodistas de farándula cada vez creen menos ese discurso.

Barón estuvo dos semanas instalada en la casa del futbolista, junto a Momo (el niño; ese es su apodo), y todo fue color de rosas. Juntos festejaron el cumpleaños de la artista, compartieron vinos y bailes y canciones, y Barón estuvo hurgando entre las memorias de una casa que supo habitar y de la que se fue en malos términos. La separación definitiva de esta pareja fue con acusaciones de violencia y peleas mediáticas, muchas veces reflejadas en el cancionero que fue construyendo Barón.

Su single debut, “La tonta”, estaba pura y exclusivamente inspirado en y dedicado a Osvaldo. “La cobra”, que vino después y abrió una etapa más urbana y reggaetonera y sensual, menos naif, tuvo exactamente el mismo destinatario.

Tras este idilio 2020 de quince días, Barón y su hijo volvieron al apartamento en el que viven, motivados por algunos controles médicos que tenía que hacerse la muchacha. Estaba con tendinitis en un hombro, dolor en el ciático y un bulto en un seno que también resultó en contractura.

Pero hechas todas las consultas y recibida la atención por parte de profesionales, ambos volvieron a compartir techo con Daniel Osvaldo. Vale recordar que el inicio de esta convivencia que tomó por sorpresa a toda la farándula tuvo que ver con un pedido de Morrison, que pasaba unos días con su padre cuando su madre lo fue a buscar y él, toda una figura, le dijo: “Quedate”. No hubo mucho que pensar, porque lo importante es la familia.

Así que de camino a Banfield, donde vive el deportista y rockero, Barón subió una historia a su cuenta de Instagram en la que escribió: “@daniosvaldobv, todo el viento a tu favor. Ese ‘walicho’ sí se puede ver”. “Roberto, vas a tener que asistirme, así que poné los ñoquis”, fue otro mensaje virtual que le lanzó la rubia a su ex que, ni lerdo ni perezoso, le contestó: “Yo te asisto, Mabel”.

La complicidad manifiesta en redes, visible además en cada historia que Barón comparte desde la casa de Osvaldo en su cuenta de Instagram, alimenta la especulación sobre una posible reconciliación o apuesta al amor que, de concretarse, sería la tercera al menos en términos oficiales.

Jimena Barón y Daniel Osvaldo, juntos en 2020. Foto: Instagram @baronjimena
Jimena Barón y Daniel Osvaldo, juntos en 2020. Foto: Instagram @baronjimena

Junto con Barón, Osvaldo y Morrison también está viviendo uno de los hijos del futbolista, Gianluca (Daniel tiene cuatro hijos en total), y el perro, un simpático lanudo llamado Casi Caniche.

“Siempre que el papá de mi hijo me dé lugar y muestre predisposición, voy a estar con una sonrisa enorme (y un vino). Viví toda mi vida con papás que se llevaron como el culo y duele. Haré siempre todo lo posible para regalarle otro capítulo de papás a mi hijo”, había dicho Barón el martes, cuando anunció que se volvía a casa. Pero cambiaron los planes, ¿y algo más?

Reflexión

“Remendar lo roto, sanar y sentirse mejor”

“Pasar página no significa perderse, ni olvidar, ni dejar de tener las cosas claras. Significa remendar lo roto, sanar y sentirse mejor será bienvenido, decisión 2020. Y eso para mí es un regalo que también me hago a mí misma, porque todos merecemos sentirnos mejor con la fórmula que nos haga más felices”, dijo Jimena Barón en sus redes sociales, para tratar de aclarar la situación que vive con Daniel Osvaldo (y de paso, desmentir rumores de embarazo que ya habían surgido).

“A mí me va como el orto en el amor. Me van a conocer 23 tontas más y 24 cobras”, dijo en referencia a sus canciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados