COLUMNA FARANDULERA

La invasión de famosos que son "algo de alguien"

Cada vez son más las celebridades que ganan lugar por determinado vínculo o trabajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fernanda Herrera (Foto: Crónica)

Son varios los “algo de alguien” que aparecen cada vez más en la televisión argentina. Y esto ya me tiene cansada.

Mi madre (que Dios la tenga en la gloria y no la devuelva) me decía que nunca fuera el “algo de alguien”, sino que fuera yo mi propio “alguien”, por lo que sigo esta máxima hasta estos días.

Pero son varios los “famosos” que son famosos porque tienen un pariente, novio, marido, etcétera., que es famoso y por asociación, se hacen conocidos en los medios.

Pero de ser famoso a mantenerse en la fama hay un largo trecho por recorrer. Por lo que esta suerte suele tener poca vida útil. Si no, pregúntenle a María del Mar, ese ejemplo de “algo de alguien” que se hizo famosa por casarse con Matías Ale y terminó siendo la primera eliminada del programa de Tinelli. Pero cada día aparecen más. Como ese nuevo espécimen llamado Fernanda Herrera, más conocida como “la abogada hot”, que se hizo famosa por defender a José López, y ya se anunció que podría estar en el circo de Tinelli. Así continúa una tradición que comenzó quién sabe cuando, gracias a la fama ajena.

Otros famosos incluyen a Patricio Giménez, quien se hizo famoso por ser el hermanastro de Susana Giménez. Otros ejemplos —esta vez más internacionales— incluyen a las Kardashian, que si bien hoy son famosas, llegaron a serlo gracias a ser las hijas de Robert Kardashian, quien se hiciera notorio por defender a O. J. Simpson. Además de un video “prohibido” de la actual esposa de Kanye West. Así, todos conocemos un caso de famoso por asociación. Y siempre terminan apareciendo los parientes que buscan su minuto de fama.

Por lo que cada día estoy más segura que ser algo de alguien no es más que ser el nada de nadie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados