YO DIGO

Las iglesias reabren antes que los espacios culturales; los famosos debaten

Los actores Carmen Morán y Jimmy Castilhos, así como el periodista Gustavo Vaneskahian y la empresaria Lourdes Rapalín dan su visión. 

Carmen Morán
Carmen Morán, Gustavo Vaneskahian, Jimmy Castilhos y Lourdes Rapalín. 

Carmen Morán, actriz. 

Sencillamente no comprendo por qué las reuniones religiosas sí y las culturales no. Tampoco entiendo por qué los shoppings sí y los teatros no. Entregamos la propuesta de protocolo para la apertura de salas de teatro y la respuesta se ha demorado. La cultura es el sustento de miles de uruguayos y es urgente la habilitación de nuestros lugares de trabajo. 

Gustavo Vaneskahian, periodista. 

En caso de tener que priorizar, la respuesta es sí. Incluso tendría que haberse hecho antes que la de los shoppings. Las Iglesias son lugares de reunión, pero no equiparables a un espectáculo público. Si bien son ámbitos de manifestación de fe, su rol trasciende, convirtiéndose en verdaderos “hospitales del alma”. En estos meses de pandemia, muchas Iglesias han incrementado la ayuda emocional, la de canastas, frazadas y otras que brindan a los necesitados. Las formas remotas u online de reunión, no han logrado los mismos resultados de contención que las presenciales; algo similar a lo que pasa en la medicina o en la enseñanza. La peor pandemia puede ser la del alma, y para esa: hay “vacuna”.

Jimmy Castilhos, actor, conductor. 

La religión y el teatro son dos expresiones del alma que deberían ir de la mano. Esto de que primero abran las iglesias y luego los espectáculos públicos es porque el gobierno está haciendo lo que puede en esa suerte de ensayo y error, que hasta ahora viene saliendo bien. Pero las personas que tienen como único ingreso su aporte a la cultura están muertas de hambre. Son personas que podrían estar trabajando bajo protocolos. Es necesario que abran las salas ya. Las personas de la cultura somos las más desprotegidas. No se puede seguir haciendo la vista gorda.

Lourdes Rapalín, empresaria. 

Se debería considerar la igualdad de condiciones, remarcando que tanto cines como teatros dan fuentes de trabajo. Ahora, es imposible abrir todo junto al mismo tiempo. Sabemos que esta pandemia ha traído soledad, y como consecuencia nos ha dejado altos números de personas que han caído en depresión y mucha necesidad de ser contenidas. Me imagino que en todo este tiempo estás instituciones religiosas deben haber estado ayudando a cada persona que lo necesitó, así que si por un tema social y terapéutico los especialistas tomaron la decisión de que abrieran ya sus puertas a los cultos, no soy quien para juzgar si está bien o mal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error