ENTREVISTA

Hugo Soca dice: "Siento que me fue fácil reinventarme, no me costó para nada"

El chef habla sobre el ciclo "Recomiendo", el estreno de la cuarta temporada de "De la tierra al plato" y su gusto por comunicar y enseñar

Hugo Soca
Hugo Soca, un chef y conductor de televisión que ha sabido reinventarse. Foto: Francisco Flores

Estaba en Mendoza junto a un grupo de viaje cuando se conoció el primer caso de coronavirus en Uruguay. Hugo Soca, como la mayoría de las personas, desconocía lo que se iba a avecinar. “A los dos días Mendoza era otro mundo y nos vinimos el día antes que cerrara el aeropuerto”, recuerda. Aficionado a la ciencia ficción, el caminar por Aeroparque vacío fue como estar dentro de una película. Cuando “llegué a Montevideo, la ciudad no existía”. Entonces reunió a los empleados de Tona, su restaurant, y les dijo que cerraba por tiempo indefinido. “No soy de entrar en pánico ni de congelarme. En estas situaciones me tranquilizo, busco soluciones y veo qué hacer”, dice Soca, que ha sabido reinventarse en estos meses. Así, Tona pasó a ser El almacén de Hugo Soca, que ahora abre de martes a sábados.

Portada del libro "Hugo Soca Cocina", el mejor libro de gastronomía de América Latina en los Gourmand. Foto: Difusión
Portada del libro "Hugo Soca Cocina", el mejor libro de gastronomía de América Latina en los Gourmand. Foto: Difusión

—Hay que saber reinventarse, ¿no?

—Sí, totalmente. Estoy dando clases de cocina por Zoom, así que nos reinventamos. También quería cambiar el restaurante así que la idea es, cuando se vuelva, estar todo el día de corrido. Abrir en la mañana hasta la noche.

—¿Y ofrecer desayuno, almuerzo, merienda y cena?

—De merienda un café y para comer algo, pero la idea del té completo, ni soñar. No tengo la paciencia y me parece viejo y me siento de 80 años.

Hugo Soca
Hugo Soca en "De la tierra al plato". Foto: Difusión

—¿Qué hiciste con Tona?

—Me tomé un mes tranquilo para bajar las ideas a tierra y no pensé más. Un día me dije: ¿por qué no abrir de día? Además siempre me gustó la pastelería, fui docente en la Escuela del Gato Dumas por 10 años y la pastelería me gusta. Y me dije: ¿por qué no abrir el almacén?

—Y esa reinvención fue la que te ayudó para hacer el programa Recomiendo, en Canal 4.

—Sí, Recomiendo tuvo que mutar. Al principio lo que quería era ayudar a pequeños locales a darles visibilidad y a que la gente amplíe su paladar, para que salga de la milanesa y el chivito. Ojo, me encantan, pero creo que hay muchas otras cosas buenas para probar en la ciudad. Habíamos dejado unos programas grabados para continuar cuando volviera de Mendoza, y al regresar me entero de que no podía grabar. Teníamos cuatro programas. A todo eso digo: bueno, hacemos la entrevista en Tona y lo filmamos acá. Así que cuando terminó Recomiendo, también terminó Tona.

Hugo Soca. Foto: cortesía Hugo Soca
Hugo Soca. Foto: cortesía Hugo Soca

—¿Qué rescatás de Recomiendo?

—Fue un programa que me encantó hacer porque descubrí cosas mías. No solo el recomendar lugares, me desarrollé como entrevistador. Nunca lo había hecho y me encantó porque tenés que mover a las personas en su interior. Fue un proyecto muy lindo y seguro se viene una segunda temporada.

—¿Te fue sencillo reinventarte a la par del programa?

—Siento que me fue fácil reinventarme, no me costó para nada, ni me generó angustias. Y el programa no cambió y es más, a la gente le gustó más el segundo formato con las entrevistas que salir a recomendar lugares; fue muy loco eso.

Hugo Soca en el documental "Criollo". Foto: Prensa Criollo
Hugo Soca en el documental "Criollo". Foto: Prensa Criollo

—¿Cómo te sentiste como entrevistador?

—Mi intención era sacar la imagen de la gente de la tele, porque la gente piensa que los que estamos en la tele tienen la imagen de que la vida es perfecta, y estamos lejos de eso. Esto no es Hollywood, pero la gente lo piensa. Y creo que mostré que son personas como cualquiera.

—El pasado fin de semana estrenaste la cuarta temporada de De la tierra al plato en Canal 4.

—Sí, es increíble. Era un proyecto loquísimo: salir de la capital, ir a cocinar al medio del campo junto a un productor rural; el canal no le tenía mucha fe. La gerenta de progamación me dijo que podían ser tres programas o 15, pero si al quinto no funcionaba, se levantaba. Y yo probé, al quinto episodio me dijeron que seguía todo el año. Y ya van cuatro años y es un programa que la gente lo espera.

Hugo Soca. Foto: Francisco Flores
Hugo Soca. Foto: Francisco Flores

—¿A qué se debe el éxito?

—Identifica al interior, presenta al productor y se cuentan las historias de vida, y eso es muy importante.

—Da visibilidad a un mundo que la gente de la capital desconoce.

—Exacto. Además fue el programa que me mostró a la gente. Siempre me gustó mucho la psicología y la comunicación. No estudié nada de eso, pero me fascina comunicar, transmitir y enseñar. Creo que ese combo es el que hace que me sienta tan cómodo delante de una cámara.

Nuestras recetas de siempre de Hugo Soca, el primer libro de Aguaclara premiado en los Gourmand. Foto: Difusión
Nuestras recetas de siempre de Hugo Soca, el primer libro de Aguaclara premiado en los Gourmand. Foto: Difusión

—¿Te gusta estar en los medios?

—Disfruto mucho lo que hago, no por decir que estoy en los medios porque soy cero de eso. Para mí la farándula no existe, no hago vida de farándula ni comparto opiniones así. Soy de estar tranquilo en casa, salgo con amigos a comer algo cuando puedo, pero muy tranqui. Me encantan los medios para comunicar y para que eso ayude a la gente. Eso es lo que me gusta hacer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados