SIN RESIDENCIA

Hijo de Mónica Gonzaga abandona Uruguay luego de que fuera expulsado por fiesta en Punta del Este

Adriano Sessa fue anfitrión de una aglomeración de unas 560 personas en Sauce de Portezuelo. Este lunes dejó el país junto a su madre.

Adriano Sessa y Mónica Gonzaga. Foto: Ricardo Figueredo.
Adriano Sessa y Mónica Gonzaga. Foto: Ricardo Figueredo.

Mònica Gonzaga y su hijo Adriano Sessa abandonaron Uruguay este lunes luego de que el Ministerio del Interior resolviera cancelar la residencia temporal de Sessa.

La actriz argentina y su hijo estaban en Uruguay desde marzo de 2020 pero una fiesta de la que fue anfitrión el joven desencadenó la expulsión del país. 

El pasado sábado 20 la Policía y personal de Gestión Ambiental de la Intendencia de Maldonado se hicieron presentes en la casa de Gonzaga en Portezuelo, tras recibir denuncias sobre una fiesta clandestina. Según indicaron fuentes policiales, al llegar al lugar se encontraron con 560 personas aglomeradas. 

Si bien Sessa y Gonzaga argumentaron que se trató de una reunión espontánea de amigos y que se organizó ni cobró entrada, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga resolvió cancelar la residencia temporal de Sessa. Lo hizo en el entendido de que Sessa “violó normas que prohíben expresamente las aglomeraciones en función de la emergencia sanitaria declarada por el Poder Ejecutivo”.

Fuentes confirmaron a El País, que Sessa y Gonzaga abordaron un buque este lunes con destino a Buenos Aires. Si bien la medida de expulsión no alcanza a la exvedette argentina, la madre decidió acompañar a su hijo en el regreso.

"Merezco ser condenado y me la voy a bancar", había declarado el joven días atrás. 

Mònica Gonzaga y su hijo llegaron a Punta del Este a comienzos de marzo de 2020, antes de decretada la pandemia. Una vez resuelto el cierre de fronteras, iniciaron los trámites para quedarse en el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error