HISTORIA DE VIDA

Hijo de Julián Weich es hippie y vive de los malabares en el semáforo

Jerónimo Weich, de 23 años, tomó la decisión de dejar su casa a los 19 y desde entonces hace vida de mochileros por varias ciudades de América Latina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jerónimo Weich

Jerónimo Weich, de 23 años y uno de los tres hijos del conductor argentino Julián Weich, decidió un radical cambio de vida. Dejó de su casa, sus padres y todas las comodidades de su casa para colgarse una mochila y vivir de forma alternativa, sin atadura.

Su padre cuenta la historia orgulloso. "A los 19 años Jerónimo decidió irse de mochilero con rumbo desconocido. Dejó el trabajo, sus estudios de cine, el gimnasio, el rugby. Al padre, a la madre, la familia... Dejó todo. No me dio mucho tiempo de regañarlo porque casi que se fue al día siguiente de que nos contó. Lo apoyé, siempre le dije 'sí, dale'. Después me di cuenta de que tendría que haberle hecho algunas preguntas antes. A los tres días de mochilero estaba en Bolivia, y todo a dedo o en micro. Al principio él tenía algo de plata propia, hasta que en un momento le dije basta a la tarjeta porque no daba para más", dijo en una entrevista radial.

Contó que para su cumpleaños número 50 viajó a Panamá para encontrarse con su hijo y experimentar su estilo de vida. Pero de forma literal. Vivió en la calle, hizo malabares, durmió en la playa y esa experiencia lo llevó a una gran reflexión sobre las cosas materiales y la felicidad plena.

"Cuando el año pasado cumplí los 50, la idea era ir a visitarlo. Le dije que iba a visitarlo con mochila para vivir su vida. Me fui a vivir una semana a Panamá, a hacer malabares y vivir con él. Fue una experiencia increíble. Dormimos en la calle, en la playa, y mientras él hacía malabares y yo pasaba la gorra", recordó.

La revista Paparazzi encontró a Jerónimo en plena actividad en una calle del barrio Belgrano de Buenos Aires, entreteniendo a los conductores con su arte durante el semáforo en rojo, tal vez a la espera de juntar algunos pesos para partir hacia su próximo destino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados