SHOW

Hernán Drago, un modelo que a sus cincuenta años recién comienza a pensar en el retiro

El modelo Hernán Drago habló sobre su presente y adelantó sus planes de retiro, dentro de seis y ocho años

Hernán Drago. Foto: Instagram Hernán Drago
Hernán Drago. Foto: Instagram Hernán Drago

Muchos lo recordarán como uno de los modelos más famosos de Argentina, surgido en los años noventa. Hernán Drago era, junto a Tomy Dunster y Horacio Cabak la contrapartida de Valeria Mazza, Daniela Urzi e Inés Rivero.

Con la pandemia, Hernán Drago ha resucitado en los medios porteños. Primero dijo que convivía con su ex, y gracias a sus videos de entrenamiento y su simpatía terminó siendo panelista de Bienvenidos a bordo, programa de Guido Kazka que es muy visto en Argentina y donde Drago baila, hace chistes y no teme hacer el ridículo.

Hace pocos días dijo que ya planificaba su retiro. “Lo tengo canalizado y no falta mucho para eso: creo que será en no menos de seis años pero tampoco más de ocho. Si Dios quiere y no pasa nada en el medio, me quiero ir a vivir allá. Tengo una casita en Bariloche, es mi refugio y mi lugar, y trabajo mucho en ese sentido también. Sé que todo lo que estoy haciendo ahora es lo que me va a permitir irme para allá. Cuando se prenden las cámaras, soy igual que cuando se apagan pero sé que ese es mi trabajo porque no quiero vivir delante de cámara: yo me quiero ir a vivir al sur”, dijo.

También habló sobre su futura vida en el sur argentino. “Seguro volveré pero a visitar amigos y familiares, que aspiro también a recibirlos allá. Pero no, yo nací para estar con vistas largas: llámese la montaña, el campo, el mar o lo que fuese”, adelantó el modelo que lleva más de tres décadas como profesional.

Drago también dijo que hace mucho ejercicio “porque me gusta pero en realidad es que hoy no como todo lo que quisiera por este cuidado de la imagen”. La semana pasada estuvo como invitado en el programa de Pampita, donde habló de su separación y sus hijos.

El modelo fue homenajeado en el programa de Pampita y se quebró al hacer un balance de este último tiempo que le tocó vivir. “No sabía que me iban a hacer esto. He llorado mucho estos últimos días. Me he quebrado en un vivo. La gente me manda cosas maravillosas, la vida me ha dado mucho. Vengo de ser un gordito vulnerado. Nunca bajé los brazos”, reflexionó.

“Fui al psicólogo y le pregunté si me morí. Porque no puedo creer las cosas que me pasan. Sé que voy a tener una nueva oportunidad, una compañera, ahora no es el momento. Sufrí muchísimo por mi separación, me pareció muy injusto todo. Sé que todo es para bien”, agregó Drago, quien todavía sigue siendo cara de distintas marcas argentinas.

“No es casualidad que haya cumplido 50 sueños. Y pienso que la vida me va a dar muchas cosas más. No hay nada más lindo ser quien uno es. Gracias a este gordito que fui. Sigo siendo lo mismo. Trato igual a todos. La gente que me conoce de antes. Priorizo otras cosas. Basta de frivolidad, basta de pelotudeces. Vamos en buen camino, esta miseria humana tira para abajo. Y hay que dejar de lado las excusas, hay que activar”, remarcó.

Acerca de sus hijos, les dedicó palabras de amor y no pudo terminar de hablar sin quebrarse: “Son lo mejor que me pasó, los amo. Me pasé en un viaje extrañando a mi hija. Mi hijo me dijo papá por primera vez y yo estaba en un viaje a Guatemala”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error