Abuso sexual

Harvey Weinstein respondió a las acusaciones que Rose McGowan escribió en su libro

La actriz, una de las primeras en denunciar al productor en octubre cuando se destaparon años de acoso y abuso en Hollywood, publicó Brave, un libro que recoge sus memorias

Harvey Weinstein en 2017
Harvey Weinstein en 2017. Foto: AFP

A octubre del año que pasó lo recordaremos como el mes del antes y después en Hollywood. Fue entonces que se destaparon numerosos casos de acoso y abuso sexual por parte del productor Harvey Weinstein a mujeres de la industria cinematográfica. El exproductor fue el primero en caer, pero a él le siguieron nombres como Kevin Spacey, Dustin Hoffman, John Lasseter y Ed Westwick, esto solo en el cine.

Rose McGowan, la actriz que a comienzos de los 2000 se hizo conocida como Paige Matthews en la serie Charmed, se convirtió en una de las voces principales de las denuncias que salieron a la luz en un informe de New York Times. En estos últimos días, McGowan publicó el libro Brave, una recopilación de sus memorias en las que detalla cómo fue violada por Harvey Weinstein, en 1997 durante el Festival de Cine de Sundance. 

Weinstein pagó posteriormente 100.000 dólares a McGowan en un acuerdo que no implicaba confidencialidad, pero sí le impedía denunciarlo.

Desde que comenzaron las denuncias, Weinstein negó las acusaciones de McGowan y ahora, el abogado del productor, Ben Brafman, envió un comunicado a la revista online Deadline sobre lo que relata el libro, alegando que no hay evidencias para lo que se denuncia y que todo es estrategia de la actriz para la promoción del libro. 

Brafman escribió: "Veo la 'actuación' de Rose McGowan mientras promociona su nuevo libro y es imposible permanecer callados mientras trata de difamar al señor Weinstein con una mentira audaz que ha negado no solo el propio Weinstein, sino al menos dos testigos"

Con los testigos, se refiere a Jill Messick, mánager de Rose McGowan, y al actor Ben Affleck, a quienes la actriz le contó del encuentro, "que ahora describe como violación, pero que en 1997 describió a su representante como un encuentro sexual consensuado", añade el abogado. 

En el comunicado también mencionan dos correos electrónicos, uno en el que Jill Messick habría dicho: "Cuando quedamos al día siguiente, ella me contó con indecisión que durante la reunión de la noche anterior había estado en un jacuzzi con el señor Weinstein. Ella tenía muy claro el hecho de que meterse en ese jacuzzi era algo que hizo de manera consensuada y que, en retrospectiva, era algo de lo que se arrepentía".

El otro, de Ben Affleck, aparentemente negaría que la actriz le hubiese contado o que él hubiese supuesto el ataque. "Cualquier declaración que indique lo contrario es falsa", figura en el comunicado. 

En la versión de la actriz, que no ha sido confirmada por Affleck, cuando ella le contó él respondió: "Maldita sea, le dije que parara de hacer eso". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)