REDES

Los hackers, los fantasmas de los famosos

Fátima Florez, Pampita y más, víctimas del mismo problema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pampita palpita la vuelta de "ShowMatch" desde la cama. Foto: @pampitaoficial

Prácticamente desde el origen de los tiempos, que en este caso es desde que los celulares tienen internet o incluso desde la masificación de internet en general, existe la viralización de contenidos de cualquier tipo, más o menos agradables. Y el que incluye a famosos involucrados en situaciones comprometidas suele ser el que más interés despierta, al menos en la prensa, por supuesto.

En Uruguay, Argentina y el mundo, las celebridades o figuras medianamente conocidas han sabido enfrentarse a la invasión de los hackers, que logran sacar fotos o videos de los dispositivos personales (celulares o computadoras, lo mismo da) y hacérselas llegar al público.

El nombre de Wanda Nara, por ejemplo, lo empezamos a escuchar a partir de un material de ese tipo. Después Chachi Telesco (que reapareció en Educando a Nina), Florencia Peña o Chris Namús han sufrido por la difusión no autorizada de videos íntimos; mientras que otra cantidad de famosas padecieron la filtración de fotos, desde Jennifer Lawrence y Scarlett Johanson (cuyo hacker fue recientemente condenado) a Karina Jelinek. Nadie está a salvo.

Y aunque los famosos ya lo tienen más que claro, siguen tomando registros en situaciones personales y conservándolos, exponiéndose a un problema sin fin.

Entre los últimos afectados está la actriz argentina Fátima Florez, quien ya había vivido un caso así hace tiempo y ahora le tocó reincidir. “Estamos todos muy vulnerables, si no quieren que los vean, que no se filmen”, aconsejó la imitadora que participa en Gran Cuñado.

A Carolina Ardohain, por otra parte, le están adjudicando unas fotos que no le pertenecen, lo mismo que le ha pasado a Andrea Rincón. Las dos argentinas han logrado demostrar, señalando algunas características físicas, que en realidad no son ellas las que aparecen en las fotografías sin ropa. Pero el mal momento que hay que pasar y la rabia no se saca así nomás. Pampita, por lo menos, se descargó en Twitter diciendo: “¡Dejen de inventar y darle fama a actrices porno extranjeras!”.

Kim y Kanye, queridos en el porno

Steven Hirsch, productor de películas pornográficas, aseguró que invertiría mucho dinero —mucho, 25 millones de dólares— en un video prohibido de Kim Kardashian y Kanye West, una pareja que al parecer es muy codiciada en su mercado. De momento no se sabe de la existencia de algún material íntimo de la millonaria pareja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados