en "la cátedra"

Guillermo Cóppola habló de Maradona y de su estadía en la cárcel

"El rey de la anécdota", como lo bautizó Coco Sily, contó varias de sus días con el 10.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Habló en Segunda pelota

Sentados en la barra de Mamita, sede de La Cátedra, el programa de Coco Sily en C5N, "Guillote" repasó su amplio repertorio de anécdotas vividas junto a Diego Armando Maradona.

Desde el desvío de las modelos de Roberto Giordano, que iban camino a un desfile en París y terminaron en la celebración del cumpleaños de un amigo de ambos en Nápoles, hasta el tiempo en el que convivieron en la ex casa de Mirtha Legrand en Barrio Parque, fueron tema del tercer programa del ciclo de Sily.

"Estábamos viviendo en el Hilton pero nos tuvimos que ir porque en esa época a Diego le gustaba jugar al paintball en la habitación y cuando entraban los del room service les disparaba. Entonces alquilamos esta casa en Barrio Parque y éramos Los Roldán, andábamos con un camión Scania y cuando pasábamos por la calle íbamos llevándonos las copas de los árboles por encima. Sebastián Ortega me dijo que se inspiró en nosotros para hacer el programa".

"Esto que hace ahora Marcelo (Tinelli) de poner puntaje, nosotros lo hacíamos en una escalera con alfombra roja que tenía la señora Mirtha en esa casa. En los desfiles aceptábamos hasta animales, ese era nuestro límite. Gatos, perros, de todo", relató Cóppola respecto a sus días con Maradona.

Ya sentados en la mesa y con una picada de por medio, el conductor de La Cátedra le preguntó acerca del uso de cremas y perfumes, aquellas cosas que un "macho" rechaza terminantemente. "Todos tenemos un lado aputosado", contestó Cóppola y a partir de eso rememoró sus días en la cárcel de Caseros. "Cuando estuve adentro, extrañé todo eso (cremas, perfumes y lavanda). El primer día me bañé con agua fría, entonces mis amigos de afuera llevaron un termotanque nuevo. Cuando se los conté a los muchachos no me dejaron cambiarlo, porque en ese termotanque viejo hacían el 'pajarito', que es lo que se toma en la cárcel. Es fruta fermentada, tomás un traguito yyyy" (risas).

Para concluir la visita, Sily desafió a Guillermo a cortar una morcilla caliente en tres y que no reviente. Cuchillo en una mano y servilleta en la otra, este exponente del "macho moderno" superó la prueba.

La Cátedra se emite todos los martes, a las 23 horas, por C5N.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados