ENTREVISTA

Gonzalo Fassanello: El periodista que incomodó a Tabárez

“(El entrenador) no tiene que darme explicaciones a mí, pero sí a la gente. Su sueldo se justifica en lo pendiente que estamos los uruguayos en la selección”, asegura el periodista.

Gerardo Fassanello.
Gerardo Fassanello.

—Luego de la eliminación de Uruguay ante Perú, consultaste a Tabárez por “más explicaciones” de lo sucedido en el partido, lo que generó cierta molestia en el DT. En función de los antecedentes, ¿sabías que iba a responder de esa forma?

—Sí. Cuando fui a preguntar, sabía que podía responder de mala manera. En estos días muchos han dicho: ¿seguís preguntando así sabiendo que te lo reprocha? Y yo voy porque hago mi trabajo. Muchos colegas no van a las conferencias porque o le tienen miedo o no quieren exponerse a una mala respuesta. En mi caso, no me molesta. Yo voy a seguir preguntando lo que me parece que hay que preguntar.

—¿Ya te ha pasado?

—Voy siempre a las conferencias de Tabárez y no es la primera vez que me responde mal. Me pasó en Recife, luego del partido por Eliminatorias ante Brasil (2016), cuando le pedí si no hacía un balance del partido. Me respondió, un poco enojado pero con razón, que ya lo había dicho. Era mi primer viaje como periodista y yo había llegado un poco tarde a la conferencia y quería que saliera en nuestra emisora. Los otros casos se dieron el año pasado. Luego del partido ante Egipto en el Mundial, le pregunté si estaba preocupado por la falta de efectividad de Suárez y Cavani y me respondió que no hablaba de rendimientos personales. En la misma conferencia una colega extranjera le hizo más o menos la misma pregunta y contestó sin problema. Y luego de la eliminación ante Francia en el Mundial, le consulté si iba a continuar en la selección y me contestó, en tono molesto, que no iba a responder ese tipo de preguntas.

—En algunos medios se catalogó lo sucedido el sábado pasado como una “falta de respeto” hacia ti. ¿Lo considerás así?

—No. Quizás el tono que usó no fue el mejor. Pero más allá del tono, lo que más me molestó es que no haya respondido la pregunta sobre el desempeño de Uruguay, que es lo que la gente quiere saber. Trabajás hace 12 años, tenés supuestamente una de las mejores selecciones del continente y quedamos afuera con una de las peores. Es un fracaso.

—¿Cómo se vivía el clima durante su respuesta en la sala de conferencias?

—Me miraba a los ojos y yo le presté mucha atención. Cuando voy a preguntar no me tiembla el pulso porque es Tabárez. Es el entrenador de la selección y con respeto, se le puede preguntar cualquier cosa vinculada al rendimiento de la selección o de algún jugador. ¿Por qué no vamos a preguntar? Es una locura callarnos por si se enoja. A mí, lo que más me molesta es cuando los periodistas van a elogiarlo a la conferencia de prensa. Sobre todo lo hacen los periodistas extranjeros, aunque lo vi en algunos uruguayos también, lo que me preocupa más. Me parece que eso es no entender nada de tu rol como vehículo de un medio de comunicación. Nosotros tenemos que preguntar y si alguien quiere elogiarlo, puede arrimarse al hotel y decirle en el ámbito privado lo que quiera.  

—En general, ¿cuál es tu visión del llamado “proceso Tabárez”?

-Hace muchísimo tiempo que no me gusta Uruguay. Quizás en Rusia jugamos un poco mejor. Si miro los números, más del 80% de los puntos que disputamos sin Suárez o Cavani, los perdimos. Ganamos algunos, por ejemplo en el comienzo de las Eliminatorias. Además, se acumulan los fracasos: Copa América 2015, Copa Centenario, Juegos Olímpicos, y ahora esta Copa América. En el Mundial de Brasil, sin Suárez perdió y en Rusia, sin Cavani, no anduvimos. Considero que Tabárez podría estar como director de selecciones pero no como técnico. Porque yo pienso que tiene méritos: ha ordenado la selección y eligió buenos líderes pero en lo futbolístico son más los errores que los aciertos.  

—¿Has pedido alguna vez una entrevista?

—No, pero me encantaría tenerla. Quizás esto ayude. En las conferencias nunca podés repreguntar, por lo que no posibilidad de tener un diálogo. A mí me encantaría tener una entrevista con él. Sé que soy muy joven y no sé si me la dará. Pero el sueño lo tengo. Mi pregunta el otro día fue con total respeto y estaría bueno que él pudiese responder a ciertas cosas. Yo sé que a mí no me tiene que dar explicaciones pero sí a la gente. La afición quiere saber qué pasó y por qué quedamos eliminados. Él no es el dueño de la selección; es el entrenador de la selección. El sueldo que recibe se explica en lo pendiente que está la gente en el desempeño de Uruguay, así que en cierta forma se debe a los aficionados y a ellos tiene que rendir cuentas.  

—¿Te consta que hay periodistas que no van a las conferencias por esa característica de Tabárez de responder mal a ciertas preguntas?

—Sí y más allá de eso, muchos tienen miedo al qué dirá la gente después de una situación de esas. En mi caso, si me cuestionan por decir lo que pienso, me siento muy tranquilo. Sé quién soy. No quiero resaltar. Voy a hacer mi trabajo. Voy a preguntar lo que considero que se debe preguntar y siempre con respeto.  

—¿Cómo evalúas las repercusiones del episodio?

—Un 80% a favor y un 20% me dan palo, según vi en las redes sociales. No me creo más que nadie, ni soy un fracasado. Es verdad que no tengo trayectoria ni nombre, pero no por eso, voy a dejar de preguntar.

—¿Te considerás un “periodista de resultados” como dijo él?

—No sé muy bien que es eso. Pero yo hago esta reflexión. En 2010, cuando Tabárez hizo un muy buen Mundial, dijo eso del periodismo de resultados”. Pero él está ahí por haber sido un “técnico de resultados”. Si no le iba como le fue en Sudáfrica, no estaba en la selección. Después de eso, se le perdona todo prácticamente. De todos modos, creo que en la actualidad está menos inmune. Lo malo que tenemos con Tabárez es que nos hemos vuelto conformistas. Yo entiendo: es un juego y por perder no se termina el mundo. Pero van tres copas América que fracasamos.

—Uruguay quedó afuera por el VAR y por un dudoso off side. Si hubiera ganado, ¿preguntabas lo mismo?

—Sí, porque no jugó bien la selección. Es cierto que fuimos superiores a Perú, pero no es suficiente. De haber ganado, mi pregunta hubiera sido: “Maestro, ¿le preocupa la poca elaboración de juego que tuvo Uruguay de cara a lo que viene?”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)