ANÉCDOTAS

Glenn Close recordó una fallida audición para "Gigolo americano": "Fue humillante"

Nominada al Oscar por octava vez, ahora por "Hillbilly: una elegía rural", la actriz repasó un par de castings en los que no la pasó nada bien

Glenn Close
Glenn Close

Glenn Close es una de las actrices más prestigiosas de la industria. La protagonista de recordados films como Amistades peligrosas y Atracción fatal trabaja de manera continua desde mediados de los setenta, y nunca dejó de cosechar nuevos éxitos. Pero no por eso su carrera está exenta de algunos pasos en falso y, en una reciente entrevista recordó una experiencia profesional que le resultó sumamente frustrante.

En un podcast que grabó para la revista Variety, reveló que en un casting que hizo hace poco más de 40 años, se sintió muy incómoda.

La película Gigolo americano iba a ser protagonizada por John Travolta, y Close se presentó con la intención de actuar. Y sobre el casting recordó: “En ese momento Travolta ya era una gran estrella. Y recuerdo que estuvieron toda la noche preparándole una oficina muy vistosa, porque él iba a participar del casting. Entonces cuando llegué me encontré a unas ocho personas en el lugar, y a Travolta en una cama”.

El motivo por el cual el casting salió tan mal fue porque la actriz llegó a la audición sin ningún tipo de preparación previa, y comentó: “Yo me quería matar. No había memorizado bien el texto y él tampoco se lo sabía. Fue tan horrible, tan humillante...”

“Ahora me doy cuenta cuál era el juego”, siguió. “Solo debería haber tratado de seducirlo. No importaba lo que dijera, era cómo: ¿cuál es la química? Esa no fue una experiencia divertida, y obviamente no conseguí el papel”.

Al final, tampoco Travolta tendría ese protagónico que fue para Richard Gere, con Lauren Hutton como su partenaire femenina.

Richard Gere en "Gigolo americano". Foto: Archivo
Richard Gere en "Gigolo americano". Foto: Archivo

Pero esa no fue la única mala experiencia que Close recordó en la entrevista, ya que también hizo referencia a un casting para la puesta teatral de Albert Nobbs, para un personaje que luego haría en cine y que le valdría una nominación a los Premios Oscar.

“Estaba haciéndolo tan mal que paré y dije: ‘Me estoy aburriendo hasta la saciedad. Así que debo estar aburriéndolos a ustedes también. Me voy a casa’. Poco después, llamaron a mi agente y le dijeron que era lo más interesante que les había pasado en todo el día y que querían volver a verme”, contó. Sí le dieron ese papel.

A esta altura, está claro que estas no son más que anécdotas en una carrera de éxito y de prestigio. De hecho, en pocos días Close competirá por octava vez en los Oscar, esta vez dentro del rubro actriz de reparto, por su trabajo en el largometraje Hillbilly: una elegía rural, que está para ver en Netflix.

Curiosamente, por esa misma actuación la veterana intérprete es candidata al Premio Razzie a actriz de reparto, premios que reconocen, a su manera, al peor cine de la última temporada. Hillbilly... también podría ganar el Razzie a peor director (Ron Howard) y a peor guion (Vanessa Taylor).

La ceremonia de los Oscar tendrá lugar el próximo domingo y aunque será atípica a causa de la pandemia del coronavirus, se la podrá seguir, como siempre, por televisión abierta a través de La Tele, y en cable por TNT. Los productores de la gala rechazaron las videollamadas y apuestan por algo así como una película glamorosa, han dicho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados