ENTREVISTA

Giannina Silva lanza sus shows en vivo: "Cuando canto desnudo el alma"

"Una publica fotos con poca ropa y ya le dicen 'gato'. ¡No! Basta de prejuicios y machismo", exige Giannina Silva en diálogo con Sábado Show. La integrante de Algo Contigo relanza su carrera musical con un espectáculo de hits bajo un formato acústico.

Giannina Silva. Foto: Andrés Restano
Fotos: Andrés Restano Estilismo: Jorge Cruz Make up: Geraldine Meira Uñas: Esculpidas Natalia Jaimes Extensiones: Adriana Mieres

Tras amagar en varias oportunidades, Giannina Silva finalmente se animó. A fines del año pasado, la multifacética modelo lanzó con bombos y platillos su carrera musical que fue bien recibida por sus colegas y el público. Hoy cosecha el resultado de los primeros meses de trabajo, y ya es convocada para presentar su show con covers que animan al público. Sus primeras actuaciones fueron el en boliche Black Jack y en el evento La Cena de Famosos de Juan Herrera.

“Trato de hablar lo menos posible antes del show para cuidar las cuerdas vocales”, revela a El País sobre la preparación para enfrentar el escenario. Giannina Silva cuenta los pormenores de su incipiente carrera musical y se refiere a su fuerte presencia en redes sociales, donde suele publicar fotos en las que se puede ver mucha piel. “Los peores comentarios que recibo son los que me piden precio por compañía. ¡Es una falta de respeto total!”, se queja.

—¿Cómo te sentiste sobre el escenario en tus primeros shows en vivo como cantante?

—Nerviosa. Es algo nuevo para mí. Todos me dicen que estoy acostumbrada a estar frente al público, pero con la música es distinto. Cuando canto, yo desnudo mi alma, me siento indefensa.

—Pero de desnudos sabés...

—(Risas) ¿Y quién no? Sé de desnudos, por eso lo disfruto y no me molesta. Cuando tengo más nervios es en los momentos previos al show. Durante el día trato de cuidarme mucho las cuerdas vocales y hablar lo menos posible.

—¿Estudiaste canto?

—No, no tengo la técnica que dan las clases. Ese uno de mis debes. Las técnicas sirven para proteger las cuerdas vocales y respirar, y al no tenerlas preciso un cuidado especial previo porque si no puedo quedar disfónica.

Giannina Silva. Foto: Andrés Restano
Giannina junto a Santiago “Santino” Abriza (Guitarra) y Rodrigo Godoy (cajón peruano). Agradecimiento: María Ramona Estética, Beauty Planet Spa, Uldorika y Sombrera.

—¿Cómo armaste el repertorio de tu show?

—Lo hice con temas conocidos que sé que le gustan a la gente. Fui a lo seguro con canciones que suenan en la radio y que la gente baila en los boliches. Por ejemplo, están Calma de Daddy Yankee o La Cobra de Jimena Barón. Las hago en una versión acústica con guitarra y cajón peruano, que son instrumentos que me encantan.

—¿Hacés tu tema Si esta casa hablara con el que lanzaste tu carrera musical el año pasado?

—No. El repertorio es más de reguetón y Si esta casa hablara es una bachata que no pega tanto ahí. Me lo pidieron y hubo gente que esperaba que lo hiciera, lo cual me llamó la atención.

—¿Por qué el videoclip ya no está en internet?

—Hoy no está, pero capaz que mañana sí. El video ya pasó. Prefiero no seguir hablando de ese video porque ahora se vienen cosas nuevas, como los shows en vivo y el próximo videoclip. Quiero que la gente ahora busque mi material en Instagram. La etapa del video está terminada.

—¿Te gustó el videoclip Bla, bla bla, de Andy Vila, que también fue muy comentado?

—Sí, me gustó. Si me preguntás qué cantante me gusta, respondo Abel Pintos, Cristian Castro, Luis Miguel. No voy a contestar Andy Vila. Lo que me gusta de ella, más que como canta, es la forma de la que se anima, realiza, crea...

—Carmen Barbieri y otros empresarios de la industria teatral argentina te han elogiado, ¿has pensado en probar suerte en Buenos Aires?

—Sí, hay acercamientos a gente de Buenos Aires. Carmen (Barbieri) siempre me dice que me quiere en uno de sus espectáculos. Me pidió que le mande material. A mí me gustan mucho los desafíos. Si apareciera una propuesta que me enganche, aceptaría.

—¿Qué debería tener una propuesta para “engancharte”?

—Tendría que poder disfrutarla desde lo artístico. No iría a un espectáculo solo para ser vedette de revista y bajar escaleras en un lindo traje. Debería ser una propuesta que sume otras cosas como la actuación y el canto.

—¿Y económicamente?

—Tendría que ser algo que me sirva porque yo laburo de forma digna. Vivo sola, me banco sola y no podría arriesgarme mucho económicamente.

—Te mostrás muy activa en redes sociales, donde publicás muchas fotos con poca ropa, ¿qué es lo que disfrutás de mostrarte en ese perfil?

—Yo me disfruto a mí misma y lo comparto, lo vivo con mucha naturalidad. Yo sigo a muchas modelos internacionales que suben fotos en bikini todo el tiempo y lo único que hay en sus comentarios son mensajes positivos. ¿Por qué acá llama tanto la atención?

—¿En Uruguay hay más prejuicios?

—Sí, a las modelos de otros países no les pasa. Acá hay más prejuicios.

—¿Tenés algún límite con respecto a lo que mostrás en las redes?

—No me he encontrado límites… Voy en la línea de Jimena Barón: la mujer tiene que sacarse la foto que tiene ganas. Yo me he sacado fotos en la bañera, en la ducha, y al que no le gusta que no me siga. Basta de los prejuicios y el machismo. Me tiene podrida. Eso de que una sube fotos con poca ropa y es “gato”. ¡No! Capaz que la persona que lo dice sería gato si estuviera en mi lugar, ¡yo no! Muchas veces las que son negativas conmigo son mujeres. Eso me duele, en especial por el momento social en el que estamos. 

—¿Y de parte de los hombres te llegan comentarios que te caigan mal?

—También pero de otro tipo. Hay barbaridades que no puedo repetir. Me mandan fotos, me dicen cosas obscenas. Lo peor son los hombres que piden precio por compañía. Yo no me callo nada y les contesto. Les digo: “Te equivocaste, yo no vendo compañía”. ¡Es una falta de respeto total! 

—Te caracterizás por formar parte del glamoroso mundo de la moda y del popular mundo del carnaval, ¿en alguno de los dos te han mirado de reojo por pertenecer al otro?

—Me desenvuelvo bien en ambos rubros. A veces una puede ver que alguien mira de costado y que le molesta que yo pertenezca a un rubro o a otro. Eso me duele porque soy sensible, no me resbala. Pero el problema está en ellas y no en mí.

—¿Cual rubro es más cerrado?, ¿el de la moda o el del carnaval?

—Los dos son cerrados. Tal vez la moda es un poco más cerrada, o al menos así fue en mi experiencia. Al principio me sentí más observada. Igualmente tampoco puedo generalizar por dos o tres personas que me hayan hecho sentir eso.  

—Martina Graf reveló en Algo Contigo que un fotógrafo se había querido propasar con ella, ¿has sufrido una experiencia similar en tus años de modelaje?

—Nunca me pasó. Eso tiene mucho que ver con que yo tengo una personalidad muy fuerte, no se animan conmigo. Remarco que la culpa nunca la tiene la mujer, pero es cierto que los hombres se hacen los vivos cuando encuentran blancos vulnerables.

—A comienzos de año comentabas que estabas iniciando una relación, ¿no funcionó?

—Ya no tengo una relación formal con él, pero no quiero dar detalles. No puedo decretar si funcionó o no funcionó porque no sé lo que puede pasar mañana. Ahora no estoy con nadie fijo, pero nunca estoy sola. Estoy bien como estoy, y no me cierro a que pueda aparecer el amor.

—¿Actualmente estás enamorada?

—Sí, pero no puedo decir de quién. Prefiero guardármelo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)