TURISMO

El exclusivo y lejano destino que eligió Pampita para su luna de miel

La conductora y modelo decidió casarse con su novio de hace tres meses, el empresario Roberto García Moritán. Juntos partirán a las Islas Maldivas. 

Roberto García Moritán y Pampita
Roberto García Moritán y Pampita (@pampitaoficial)

Desde que Pampita Ardohain anunció que se casará con Roberto García Moritán, su pareja desde hace 3 meses, la modelo comenzó a hablar de algunos detalles en torno a la celebración. Primero, habló en su programa de las expectativas que tiene de su despedida de soltera y se refirió al grupo de WhatsApp en el que se organiza el evento. "¡No sabés lo que es ese chat!", dijo en Pampita Online. Y, con algo de timidez, avisó que las únicas condiciones para las asistentes son: nada de celulares y mucho menos, strippers.

Ahora, la modelo se refirió al destino de su viaje de luna de miel, en el que descansará junto a García Moritán tras la ceremonia que se llevará adelante el 22 de noviembre. La fiesta, según reveló Ángel de Brito en su programa radial El Espectador, será un festejo íntimo y tendrá pocos invitados (unos 130). Luego de esa fiesta, la modelo y el empresario se irán a Islas Maldivas, un conjunto de 1190 islas situadas en el Océano Índico, al sur de la India. 

Por estos días, Pampita está a pleno con los preparativos para su casamiento. El empresario gastronómico tiene dos hijos, que junto a los tres varones de la modelo, formarán una gran familia ensamblada. "Me gané el cielo con los dos hijos del corazón que voy a tener", dijo la modelo al aire en su programa. 

Pocos reconocen a este país en el mapa: es que se trata de miles de pequeñas islas, muchas de las cuales son habitadas por un solo hotel que ocupa toda la superficie. La capital es Malé, donde llegan vuelos de varias capitales europeas y despegan los jets que dejan a los turistas en sus hoteles. Un dato de color, Maldivian Airlines tiene la flota de avionetas más grande del mundo. 

Velassaru Maldives. Velassaru Island, Maldivas
Islas Maldivas. 

Si bien la capital está cada vez más industrializada, el país funciona casi exclusivamente gracias a los resorts. Todos de gama media a alta, y con algunos imponentes que no se encuentran en ningún otro punto del planeta. 

Se caracteriza por los bungalows sobre el agua, situados sobre pilotes sobre el océano cristalino y con escaleras que conectan las habitaciones con el mar turquesa, sin arena de por medio. Los más lujosos tienen habitaciones en mansiones privadas con varias piscinas y hasta toboganes para darse un chapuzón. 

¿El lado negativo? Al ser un país musulmán, el alcohol se vende en los hoteles pero es caro (algo que no es un problema para Pampita, que no toma) y el viaje es largo: un avión de alrededor de 12 horas desde Ezeiza hasta un destino que conecte con Malé, más otro de por lo menos 7 horas más. Desde ahí, el jet puede tardar hasta una hora más. Los hoteles de mayor categoría ofrecen avionetas privadas con todo el confort para que este último tramo sea lo más amigable posible, un servicio con el que seguro contará la pareja del momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)