el país.tv

Se dijeron todo: los rivales de la cumbia cheta se enfrentaron en vivo

Santiago Giaccobasso, vocalista de la banda Ohana y el productor Matías Catán se encontraron por primera vez luego de tratarse de “impostor” y “resentido” en las redes sociales. El cruce tuvo lugar en El País Tv, donde debatieron sobre los derechos de propiedad de la banda y se dispararon con todo lo que se tenían para decir en la cara. Mirá el cruce.

Fue la tarde más caliente en el living de Tv Show. No por las altas temperaturas que se adueñaron de Montevideo tras el temporal, sino por un feroz debate que se dio en vivo entre los acérrimos enemigos de la cumbia cheta: Santiago Giaccobasso (vocalista de la banda Ohana) por un lado, y Matías Catán (productor del grupo) por el otro. 

<b>Duro enfrentamiento, las señas lo dicen todo. </b>Izquierda: Santiago Giacobasso (vocalista). Derecha: Matías Catán (productor)
Duro enfrentamiento, las señas lo dicen todo. Izquierda: Santiago Giacobasso (vocalista). Derecha: Matías Catán (productor)

La polémica inició la semana pasada y la repercusión corrió como reguero de pólvora. El nudo del conflicto es el siguiente: los músicos de la banda Ohana (que supera las 200.000 reproducciones en You Tube) se distanciaron del productor, y ambos quieren conservar el nombre. Las relaciones terminaron en un pésimo estado que los llevó a tirarse con munición gruesa en Facebook. Entonces, hay hasta el momento dos bandas con el mismo nombre: una conformada por el productor original y nuevos músicos, y otra con los músicos originales pero otro productor. Así llegamos al picante debate en El País Tv, donde el cantante y el productor se encontraron cara a cara por primera vez tras la polémica.

El primer misil lo lanzó Matías Catán (productor): “Yo desvinculé a los chicos. Ellos iban a armar una banda nueva pero se ve que no tienen la popularidad suficiente”, arremetió. Santiago Giacobasso (vocalista) admitió que nunca existió un “buen relacionamiento” mientras trabajaban juntos. “No aguantamos las actitudes que Matías tenía con nosotros”, amplió en otro momento sin querer entrar en detalles. 

Sin mucho que envidiar a un debate presidencial, los contendientes sacaron a relucir documentación para defender sus posturas. El cantante sostuvo que inició el trámite de Marcas y patentes para que el nombre le pertenezca: “Legalmente (la banda) es nuestra”, subrayó. Como respuesta, el productor también mostró documentación para demostrar que registró Prohibido (el hit del grupo) en Agadu. “¿Vos tenés la banda pero no tenés la primera canción de la banda?”, cuestionó Catán a su excompañero con ironía. 

Catán fue el más verborrágico. Eléctrico y atropellado, se convirtió en una catarata de acusaciones en las que reclamaba ser reconocido como “manager, productor y creador” de Ohana. Enfrente, Giaccobasso le respondía “para nada”, y alimentaba aún más su furia. El músico se mostró más escueto en sus palabras pero más inquieto. Su gestualidad no pudo disimular nervios e incomodidad ante la situación. En dos oportunidades amagó a revelar conversaciones privadas con Catán que llevó impresas pero finalmente optó por no hacerlo (aunque se las alcanzó a la producción al finalizar el debate). A pesar de mostrarse menos agresivo que su contrincante, no perdió oportunidad de sacar a relucir viejos trapitos al sol: “No lo subiste (el video del segundo tema) a la cuenta de Youtube para no gastar plata”, lo acusó en un pasaje del programa. “No es que no tenía plata, tengo financiamiento de sobra. Soy inversionista y puedo seguir siéndolo”, le respondió Catán. 

En el estudio no volaba una mosca. Técnicos y personal de Tv Show no podían despegar los ojos del duro pero firme intercambio entre los chicos de 20 años. Tras las cámaras, otros tres jóvenes apoyaban a Santiago Giaccobasso. Filmaban, tomaban fotos y se tapaban la cara y reían entre ellos cuando Catán disparaba sus comentarios más duros. Así ocurrió, por ejemplo, cuando confesó que al inicio del proyecto “la idea era parecerse más a las marcas como Márama o Rombai”. Catán encontraba apoyo detrás de cámaras en una llamativa rubia, integrante de la “nueva” Ohana. 

El conflicto entre músicos y productor apareció con la segunda canción: A pasos de caer, que en pocos días superó las 10.000 reproducciones en You Tube. “La gota que derramó el vaso fue que subió la canción que era nuestra a nombre suyo”, puntualizó Giaccobasso. Catán contestó que la primera canción (Prohibido) “la tiene registrada”, pero la segunda “se las deja por el poquito respeto que le queda”. 

Giaccobasso desarrolló: “la poca gente que teníamos y la poca fama que teníamos era nuestra nosotros. Él se la está adueñando, entonces decidimos pelear por lo que era nuestro. (…) El nombre no es el problema, el problema es la identidad, la gente que nos sigue”. Y lo increpó: “Sos muy vivo pero…se la está adueñando. No es dueño de nada. ¿Dónde dice que es dueño de Ohana?”. Catán respondió: “El lema ‘Hoy es fuerte con Ohana’ es propiedad mía, y cuando termina el video dice ‘producción y logística: Matías Catán’, así que yo soy dueño del video”. 

A modo de conclusión Catán propuso bajar la canción A pasos de caer, que supuestamente había subido a su nombre  "si ellos dejan de llamarse Ohana y usar el lema Hoy es fuerte”, pero Giaccobasso se negó: “Va a seguir habiendo dos Ohanas entonces”. 

Sobre el final, el moderador Jimmy Castilhos procuró una reconciliación pero fue un estrepitoso fracaso. Apenas logró un forzado apretón de manos “porque es de caballeros”, al decir de Catán. Giaccobasso anunció que el próximo fin de semana su banda Ohana estará en Agitando una más y varias fiestas privadas, pero su exproductor fastidiado le advirtió: “No pueden tocar el tema Prohibido”, y volvió a sacar de su bolsillo el documento que certifica que tiene el tema registrado en Agadu. Vaya redundancia: el tema es Prohibido. 

Catán anunció que en breve presentará un tema nuevo con su “nueva agrupación”, a la que insiste en mantenerle el nombre Ohana. También agradeció el sostén en las redes: “más de 200 'Me Gusta' apoyando lo que decía”, pero Giacobasso lo interrumpió con una carcajada: “cada vez que había comentarios nuevos que no eran apoyando los eliminaban”. 

Así se fue la última acusación del encuentro. A pesar del denodado esfuerzo del conductor, los jóvenes no se pusieron de acuerdo. Se fueron como entraron: cada uno con la convicción de mantener el nombre Ohana a su grupo y seguir tocando los mismos temas. Eso sí, se sacaron las ganas de explicarle la situación al público y decirse de frente todo lo que tenían guardado desde los durísimos comentarios en las redes. “Es triste que ustedes tengan en vilo el corazón de los fans”, cerró acongojado Castilhos en el primer debate farandulero a su cargo.

Mirá la segunda parte del debate:

Si no puede ver el video haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados