REDES SOCIALES

Continúan las denuncias contra el "chamuyero serial" Maxi Fourcade

El periodista deportivo argentino cerró sus cuentas en las redes sociales y se recluyó en su casa. Ya son decenas las mujeres que han compartido capturas de chats en las que él intenta seducirlas con extrema densidad y en ocasiones reacciona insultando. Hay una canción en su honor y se populariza el término "Fourcadear" o "4cadear" para referirse a la acción de conquista haciendo alarde de la profesión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maxi Fourcade

Maximiliano Fourcade es el hombre del momento en las redes sociales. El periodista deportivo argentino tiene 23 años y trabaja como movilero desde el campo de juego para la cadena TyC en los partidos del ascenso (la B) de Argentina. 

Pero no han sido sus cualidades profesionales las que lo catapultaron desde el fin de semana a una fama inusitada. El periodista fue y sigue siendo denunciado como acosador virtual, un "chamuyero serial" de mujeres a través de diálogos en las redes en la que no se cansa de insistir y en ocasiones, se pone violento. 

Desde que se hicieron públicas las primeras capturas de chats el fin de semana, ya suman decenas. La cuenta de Twitter @Anti_Boti es la principal receptora de las evidencias y las comparte con sus seguidores.

Fourcade, en tanto, negó los cargos. En sus primeras declaraciones dijo que "la  mayoría" de las capturas son apócrificas y presentó denuncia judicial y penal. La empresa TyC le otorgó licencia para no exponerlo en estos momentos y él se recluyó en su casa, donde ya no da notas. Cerró sus cuentas de Facebook y Twitter y dicen los allegados que no quieren usar este tipo de fama para catapultarse como personaje público. 

La estrategia de seducción de Fourcade es similar en todos los casos y jamás da resultados. "Genia, no me conoces?", inicia el diálogo en alguna ventana de Facebook o Twitter. Cuando la involucrada responde que no, él comienza a hacer un desarrollo de su currículum en los medios y le agrega como referencia supuestos diálogos con Mauricio Macri o con Chechu Bonelli, Fernando Niembro o alguna otra celebridad. Acto seguido, el chamuyero solicita el número de whatsapp para seguir en la conversación en un formato "más cómodo". Añade que este contacto es especial y que él tampoco le da su número "a cualquiera". 

Del otro lado, la chica se niega en catararata de "no", "no, te conozco", "¿quién sos?" o "tengo novio". A menudo, Fourcade se toma las negativas como un desprecio intolerable. "Te estoy hablando bien y me contestás así" o "¿quién sos para decirme que no a mí" o directamente le lanza un insulto. Sin importar cuál sea el desenlace, lo seguro es que el chamuyero volverá a la carga algunos días después y si tiene que pedir perdón lo hace, pero seguirá batallando la conquista. 

En estos días de fama, algunos medios entrevistaron a chicas que conocieron a Maxi Fourcade o que incluso salieron con él frente a sus insistentes pedidos. Todas las definen como "pesado" y "narcisista". 

"Siempre chapeó con que trabaja en Fox Sports y TyC, pero no lo conocía casi nadie: si salió dos o tres veces en televisión es mucho -asegura Mina-. En lo personal, lo conozco desde hace cuatro o cinco años cuando nos cruzamos en un boliche. ¡Estuvo una hora hablándome de anécdotas de la cancha", dijo Mina Bonino, una chica que trabajó con él en TyC. 

El tema ha dado para tanto en las redes sociales que ya se compuso una canción, salieron a venta remeras con las frases más representativas de los chats y se incorporó al habla el término "Fourcadear" o "4cadear". Dícese de aquel que busca seducir con alarde de su profesión pública. 

Mirá algunos de los diálogos de Fourcade con sus víctimas: 

Si no puede ver los tuits, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)