Justicia

Condenan a 14 años de prisión a Jonathan Fabbro, novio de Larissa Riquelme

El futbolista argentino está preso en el penal de Marcos Paz, por haber abusado sexualmente de su ahijada menor de edad.

Jonathan Fabbro, Larisa Riquelme
Jonathan Fabbro y Larisa Riquelme son pareja hace seis años

Jonathan Fabbro hizo su debut en el fútbol de Primera de la mano Óscar Tabárez, cuando el Maestro dirigió técnicamente a Boca Jrs durante la temporada 2002. Después, el futbolista deambuló por distintos clubes del continente sudamericano, pero su mejor momento deportivo coincidió con su paso en Cerro Porteño, de Paraguay, al punto que fue nacionalizado para jugar en el seleccionado de ese país.

Durante su estadía por tierras paraguayas, Fabbro conoció a Larissa Riquelme, quien se hiciera reconocida por una publicidad de celulares en el Mundial de Sudáfrica, con quien está de novio desde hace seis años. Sin embargo, y pese a que la modelo cree ciegamente en su inocencia, la vida del futbolista viró luego que la familia de su ahijada lo denunciara por abusar sexualmente de ella cuando tenía 11 años.

Jonathan Fabbro detenido
Jonathan Fabbro, detenido

Preso desde mayo de este año en el penal argentino de Marcos Paz, luego que Fabbro fuera detenido y extraditado desde México, la Justicia argentina lo condenó este jueves a 14 años, por encontrarlo culpable por el delito de abuso.

La familia de la víctima, representada por el bogado Gastón Marano, había solicitado una pena de 24 años de cárcel.

En tanto, en su alegato, el fiscal Gustavo Gerlero había pedido que Fabbro sea condenado a la pena de 12 años de prisión.

"Es muy duro para toda la familia. Es algo que no debería ser concebible. Por una parte esto nos pone tranquilos. Pero no hay alegría, solo tranquilidad para mi hija, y mucha tristeza. Mi hija no merecía lo que le hicieron. La Justicia argentina llega. Les pido a todas las mujeres que denuncien porque se puede, más allá de quién sea quien las daña. Se hizo justicia. Mi hija es una valiente que habló", afirmó la madre de la víctima en la puerta de los tribunales, tras conocer el veredicto.

"Hubo ocasiones en que la familia sintió que se ponía en duda a la víctima, y eso es duro, es como una doble victimización que sufre la persona a la que le sucede esto y se la pone en duda, pero todo ha culminado en esto que es la palabra de la justicia", afirmó Marano.

En base a La Nación/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)