opinión

Columna farandulera: Moria, es tan sólo un tropezón

Lo que le está pasando a Moria Casán no es gracioso ni mucho menos. La columnista Reyna López repasa su historia y reflexiona al respecto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Moria Casán presa en Paraguay (Foto: abc)

Moria está pasándola mal, chicos, pero todo el mundo parece estar divirtiéndose muchísimo con su sufrimiento. A mí me apena que tal vez no pase la Navidad junto a su familia.

La historia la sabemos desde hace años, pero se las refresco por si ya se la olvidaron. Moria fue en el 2012 a Paraguay para una actuación de en el Centro de Convenciones de la Conmebol y un joyero le prestó un collar. Pero la diva no se lo devolvió.

Y acá el tema se entra a complicar. Porque Moria dice que no se llevó nada y el asistente tampoco. Sin embargo ese asistente fue a la cárcel y el joyero sigue sin su collar.

Entonces el pedido de extradición de Moria emitido por la Justicia paraguaya no fue aceptado por Argentina. Por eso la orden de captura seguía vigente, a pesar del acuerdo entre la vedette y el joyero, por el que ella se comprometió a pagar 35.000 dólares.

Moria, creyendo que iba a ser tan solo un trámite, viajó a Paraguay para declarar. Estaba todo armado, fue en avión privado y alquiló un apartamento por si ordenaban prisión domiciliaria.

Pero cometió un error: viajó con casi dos gramos de cocaína en la billetera y como todos sabemos eso es un delito. En Paraguay, la condena mínima para algo así son 5 años.

Esa recapitulación la hago porque a veces no se explican bien las cosas y muchos ya estaban enchastrando a Moria por cosas que no hizo.

La diva argentina asumió que la cocaína era para uso personal -y ya la etiquetaron de drogadicta- y se tomó todo con bastante humor. “A las chicas las adoro, son las más divinas, las voy a venir a visitar porque son lo más”, expresó Moria en una improvisada rueda de prensa. “Esto es como un reality de mi vida, pero lo disfruto porque estoy viva papito”, agregó.

Eso es lo que valoro de ella, que sabe reírse de si misma y que siempre está pronta para si se cae volver a levantarse. Les guste o no.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados