RECUERDO

Cinco anécdotas de "Malos Pensamientos" antes del estreno de la nueva temporada

Orlando Petinatti rememora cinco momentos que se vivieron en el conocido programa radial a lo largo de estos 30 años que ha estado al aire

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti cuenta cinco momentos de "Malos Pensamientos". Foto: Archivo

En 30 años de transmisión ininterrumpida, Orlando Petinatti tiene muchas anécdotas sobre su popular programa Malos Pensamientos. En charla vía mail con El País, el Licenciado más famoso del Uruguay cuenta cinco historias relacionadas con su programa de radio antes del estreno de la nueva temporada que se estrena en Azul FM.

1- La chica daltónica

"Recibimos un SMS de una oyente que estaba cansada de que la gente no tome conciencia de lo que significa vivir con daltonismo. La llamamos y contó su historia que resultó ser muy interesante y atrapante. Tanto, que un oyente que estaba escuchando el programa desde Miami, llamó a la radio para salir al aire y regalarle unos lentes que en USA venden especialmente para que los daltónicos vean colores. Luego de unos días, los lentes llegaron y al aire se los probó viendo por primera vez a su hijo en colores, los árboles, su piel".

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti

2- Lacalle Pou en La Entrevista

"Siendo electo presidente, Lacalle Pou llegó a la entrevista del programa y se encontró con un PS4 en la mesa del programa y un juego puesto donde podés hacer surf. En las tandas estuvo jugando muy divertido. Luego, la nota terminó cuando le propusimos caminar por 18 de Julio para sentir la reacción de la gente. En ningún momento puso obstáculos; bajamos de la radio y nos encontramos con decenas de autos parados y gente que escuchando el programa esperaba encontrarse al presidente recién electo en la principal avenida".

Orlando Petinatti

3- El auto perdido

"Una pareja del departamento de Colonia viene hasta Montevideo por un tema médico y urgente. Al no tener lugar para estacionar, el marido deja a su esposa en la puerta ingresando al hospital y el mientras, se encargó de dejar estacionado el auto en el primer lugar libre que encontró. Corrió hacia la mutualista, hicieron los estudios, y al salir, ninguno de los dos tenía idea donde había dejado el auto porque no venían seguido a la capital. él recordaba que tuvo que dar varias vueltas y caminar mucho para volver al médico pero ni idea donde lo había dejado. Mandó un SMS a la radio contando la historia ya que escuchan siempre el programa desde Colonia, los llamamos y toda la audiencia se puso a buscar el auto perdido. Ellos estuvieron siete horas sin encontrarlo. La mejor audiencia del mundo lo encontró en 15 minutos".

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti

4- El otro hijo

"El chico al cumplir 18 se entera que fue producto de una relación casual de su mamá con un joven que no se hizo cargo. Allí comienza a buscarlo y cuando consigue su teléfono, no se anima a llamarlo. De eso nos encargamos nosotros y descubrimos que ese hombre tiene una esposa e hijos y no sabe por qué lo estamos llamando. Mientras hablamos con él y descubre que está hablando con Malos Pensamientos, la esposa corre a prender la radio. Con la esposa escuchando, él en el teléfono y el chico esperando, tuvimos que resolver rápidamente como contárselo. Fue así que le preguntamos qué estaba haciendo tal fecha, qué era la fecha de nacimiento de ese hijo no reconocido, y él hombre enseguida se dio cuenta de que se trataba. La mujer escuchando agarró el teléfono y dijo que si esta historia era cierta, a ese chico se lo va a tratar como un hijo más. Y así fue".

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti

5- La fiesta de cumpleaños

"Un oyente llama al aire para participar de una comunicación habitual del programa. En la charla cuenta de manera casual e inesperada que su hija está por cumplir 15 años y que está haciendo un gran esfuerzo para hacerle la fiesta de 15. Aquella comunicación se transformó en una causa noble y entre toda la audiencia le armamos la fiesta. Un oyente colaboró con bebidas al tener un minimercado. Otra oyente se ofreció a hacer los centros de mesa y souvenirs. Otros ofrecieron su trabajo como fotógrafo y dj. Una oyente que hace tortas se encargó de la torta y la mesa dulce. Una oyente donó un traje para el padre de la cumpleañera y el vestido. Y así, durante 30 años nos sorprendemos dia a dia, porque hacer un programa con humor, es un trabajo serio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados