¿EN QUÉ ANDA?

Chuck Norris: la estrella que decidió dejar su carrera para cuidar a su esposa enferma

A los 80 años, el actor estadounidense Chuck Norris abandonó su carrera en la actuación para cuidar a su esposa enferma. También le enseña artes marciales a niños y adolescentes.

Chuck Norris
Chuck Norris. Foto: Difusión

Basta con escuchar el nombre Chuck Norris para que la imagen de Walker, Texas Ranger venga a la cabeza. Aquel hombre de barba, sombrero de cowboy y de clara expresión seria siempre lucía su insignia de estrella sobre su camisa y estaba listo para proteger a la ciudad de Dallas de los delitos. En cada uno de los 200 episodios de la serie —que durante años se pudo ver cada mediodía a través de la pantalla de Teledoce—, el ranger Cordell Walker se encargaba de combatir el crimen priorizando la justicia y la bondad.

El personaje que encarnaba Norris tenía todo para ser un héroe estadounidense de los noventa: era un excombatiente de la guerra de Vietnam, muy patriota y, sobre todo, tenía un buen corazón. Sin embargo, cuando era necesario ponerse firme, utilizaba las artes marciales y nadie podía vencerlo.

Esa imagen de hombre imbatible que estaba presente en Walker, Texas Ranger —pero también en las películas Perdido en acción (1984), Invasión U.S.A. (1985) y Fuerza Delta 2 (1990)— tuvo un renacimiento en 2005 a partir de una ola de memes creada por el humorista estadounidense Ian Spector, bajo el título de Chuck Norris Facts. “En una ocasión, la muerte tuvo una experiencia cercana con Chuck Norris” y “Si Chuck Norris llega tarde, más le vale al tiempo ir despacio”, son algunos de las miles de memes que reactivaron el interés por su figura.

Fueron tantas las imágenes creadas por internautas a partir de datos exagerados sobre la fuerza del actor, que en 2007 se recopilaron en un exitoso libro titulado La verdad sobre Chuck Norris: 400 datos sobre el hombre más grande del mundo. A ese título, le siguieron otros tres.

Al ver las imágenes de ese Norris invencible, que sostiene un arma en cada mano y tiene una cara amenazante, parece inconcebible pensar que el hombre haya envejecido como el resto de los mortales. Y, sin dudas, lo más sorprendente es descubrir que el 10 de marzo, cumplió 80 años.

Con este dato, surge una pregunta fundamental: ¿qué fue de la vida del actor en este tiempo? La última película en la que actuó fue la secuela de Los indestructibles, que en 2012 llegó a las pantallas de todo el mundo. En esa cinta de acción, el actor tuvo su último momento de gloria acompañado de iconos como Sylvester Stallone, Jean-Claude Van Damme, Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger. Allí, Norris se presentaba como Booker, un soldado veterano que era objeto de unas cuantas leyendas urbanas que lo presentaban como un hombre invencible, al igual que los memes. Incluso en la película se aseguraba que fue mordido una cobra y, tras una larga agonía, fue la serpiente quien terminó muriendo.

Pero, luego de ese éxito de taquilla, Norris desapreció de la industria. Lo que sucedió fue que en 2013 la salud de su esposa, Gena O’Kelly —madre de dos de sus cinco hijos—, tuvo una serie de complicaciones a causa de una mala praxis.

Según explicó Norris en una reveladora entrevista publicada en 2017 por la cadena estadounidense CBS, su mujer había sido “envenenada” durante una resonancia magnética. “Antes de ese examen le aplicaron una inyección de gadolinium, un contrastante metálico muy tóxico que le dañó, según sus médicos, el sistema nervioso y renal. Siente el cuerpo ardiendo, y debe estar en reposo varios meses”, aseguró.

Más adelante, en una entrevista con la revista Good Health, anunció su retiro de la actuación. “Dejo todo. De ahora en adelante no haré más que mantener viva a Gena. Quiero que siga en el mundo, junto a mí y a nuestros hijos. Mi amor por ella es más fuerte que mi carrera, el dinero, cualquier otra cosa. Está enferma, sufre, y yo seré su custodio y su consuelo”, reveló. 

En estos seis años que pasaron desde que su esposa enfermó, Norris se encuentra en medio de una batalla legal contra los médicos que le hicieron una mala praxis a Gena, pero aún no se conoció un veredicto.

En la entrevista con Good Health, Norris también anunció que había sufrido dos infartos. “Al volver de un espectáculo de artes marciales en Las Vegas, mi corazón se paró dos veces. Tuve dos infartos”, reveló. “Los médicos me dijeron que el noventa por ciento de los hombres con el mismo cuadro habrían muerto. Tal vez fue una señal del cielo: no debía morir, porque Gena me necesitaba”.

En los ocho años que pasaron desde su participación en Los indestructibles 2, Norris ha hecho algunas excepciones a su retiro, participando de varias publicidades televisivas. Una rápida búsqueda por YouTube permite ver al actor promocionando a una cadena de hamburguesas finlandesa, una popular marca de cerveza belga y dos grandes marcas de automóviles. Incluso grabó una bizarra publicidad en la que cae del cielo en un paracaídas con forma de hot-dog mientras le dispara alimentos a los transeúntes de Nueva York. 

Su última aparición en la pantalla hasta la fecha se pudo ver en abril de este año, cuando hizo una pequeña aparición en el episodio final de la serie Hawaii Five-0. Durante menos de dos minutos, Norris retomó su personaje de hombre serio y amenazante.

Además de cuidar de su esposa, Norris se dedicó a la enseñanza de Chun Kuk Do, la disciplina de artes marciales que creó en 1962, inspirado en el Tang Soo Do, otra arte marcial que aprendió en Corea mientras formaba parte de la armada estadounidense. Durante una entrevista con el programa australiano Today, emitida en 2019, presentó el gimnasio donde le enseña Chunk Kuk Do a sus jóvenes alumnos. Además, creó una fundación de artes marciales para niños y adolescentes, llamada Kickstar Kids.

Aunque está alejado de las pantallas, a los 80 años Chuck Norris sigue activo y listo para seguir ayudando al resto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados