REVELACIÓN

Charlotte Caniggia reveló su secreto para terminar el liceo sin haber estudiado

La mediática contó el método que aplicó para sortear las pruebas de la secundaria. 

Charlotte Caniggia
Charlotte Caniggia. 

En su paso por el programa El muro infernal, los hermanos Charlotte y Alexander Caniggia hicieron más o menos lo mismo de siempre: reafirmar esa imagen frívola y desprejuiciada que desde hace varios años los pone en el ojo de la tormenta de las críticas, pero también de la convocatoria y el rating.

En esa postura lúdica que está siempre al borde del acting, él continuó con sus veleidades de "emperador", incluso al punto de soñar qué medidas tomaría ("leyes", según Marley) en caso de convertirse algún día en presidente de los argentinos: "Fuera los autobuses, va a haber limusinas para todos. ¿Qué tal? ¿Les gustó esa o qué?", remató en un pretendido tono mexicano con el que, incomprensiblemente, insistió durante todo el programa. 

La hermana, por su parte, intentó diferenciarse de su madre, al menos en lo relacionado a la obsesión por las compras: "No soy tan como ella, pero me gusta comprar. La plata la gano y me gasto todo, casi nunca ahorro. Mi mamá me pregunta: 'Si trabajaste todo el año, qué c. hacés con la plata?'. Me compro todo".

Luego de un cuestionario para ver cuánto saben uno sobre el otro (aparentemente muy poco) y de que Charlotte reconociera que tiene "fobia a cantar", porque le genera "mucha vergüenza", y que dejó el alcohol porque no quiere "estar gorda", llegó una confesión que sorprendió a algunos.

Al momento del Muro Test -donde se debe contestar correctamente una pregunta para evitar ir al agua-, Marley profundizó sobre la etapa escolar de la hija de Claudio Paul Caniggia; y Charlotte, sin que le tiemble el labio, confesó: "No estudiaba un c. pero me fue bien. Nunca repetí cursos. En matemática soy la peor que hay, pero aprobaba todo porque tenía un amigo que se metía en la computadora y conseguía acceso a los exámenes, entonces ya tenía todas las respuestas. Hoy en día no sé nada de nada, así que mejor no me preguntes". Inmediatamente después tuvo que contestar de qué país es capital Bruselas y acertó pero, según ella, "de suerte".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error