CONFESIONES

Charlie Sheen habló de su pasado: "Decir que fue abrumador es una subestimación total"

El protagonista de "Two and a Half Men" dio una entrevista en la que se sinceró sobre sus peores años de excesos

Charlie Sheen. Foto: Archivo
Charlie Sheen. Foto: Archivo

Charlie Sheen tenía una carrera prometedora. Según el propio actor llegó a admitirlo, toda su proyección en cine y televisión quedó eclipsada por su vida privada. Ahora, la estrella de Hollywood, de 55 años, dio una entrevista en la que se refirió a cómo fue su última década de vida, cómo transitó el éxito y qué cosas quisiera cambiar de su pasado. “Mi cerebro no estaba funcionando bien”, dijo.

En 2011, Sheen estaba en el pico de su carrera. Consagrado como el actor mejor pago de la televisión, su vida profesional atravesaba un gran momento. Sin embargo, mientras todo mejoraba en su trabajo, su vida privada se deterioraba a pasos agigantados, por su conflictiva relación con las drogas y sus problemas de salud mental.

Durante una entrevista con Yahoo Entertainment, el actor contó que su mayor momento de éxito, con la exitosa comedia de televisión Two and a Half Men (Warner Channel), fue el más difícil de transitar, en particular, después de su divorcio con Brooke Mueller.

Two and a half men. Foto: difusión
Two and a Half Men. Foto: Difusión

La producción de la serie, a pesar de su conducta, le ofreció enviarlo a rehabilitación y ayudarlo con su recuperación, pero él rechazó. “Si pudiera retroceder en el tiempo hasta ese momento me habría subido al jet. Y fue ese giro gigante a la izquierda en ese momento lo que llevó a, ya sabes, una secuencia muy desafortunada de público y eventos locos”, admitió.

En 2011, Sheen fue despedido de la serie y reemplazado por Ashton Kutcher. Fue diagnosticado con VIH ese mismo año, pero recién se lo reveló al público en 2015.

Cuando finalmente anunció el diagnóstico, el actor también contó que desde 2011 había desembolsado casi 10 millones de dólares para mantener la información sobre su enfermedad en secreto. “Creo que el crecimiento tiene que comenzar con una actitud completamente activa de mi parte”, reflexionó durante la entrevista en la que consideró que su comportamiento en el pasado había sido “absolutamente juvenil”.

“Todo lo que tenía que hacer era dar un paso atrás y decir: ‘Está bien, hagamos una lista de lo que es genial en mi vida ahora mismo. Hagamos una lista de lo que no es genial. Y la lista genial estaba llena. La lista no genial eran dos cosas que podrían haberse descartado fácilmente”, siguió. “Creo que fueron las drogas o los efectos residuales de las drogas… y también fue un océano de estrés y un volcán de desprecio. Yo estaba abrumado y mi cerebro no funcionaba bien. Decir que fue abrumador es una subestimación total”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados