Lee el documento completo

En carta al Pit Cnt, Alberto Kesman explicó su diferencia con el presidente de sindicato de Teledoce

El periodista deportivo remitió una misiva a Fernando Pereira para explicar los motivos que lo llevaron a un enfrentamiento "mano a mano" con Fernando Martínez.  TV Show accedió al documento. 

Alberto Kesman
Alberto Kesman

Alberto Kesman rompió el silencio luego de conocido su enfrentamiento a golpes en la puerta del canal con el presidente del sindicato de Teledoce (ADET), Fernando Martínez.

Este jueves El Mariscal elevó una carta al presidente del Pit Cnt, Fernando Pereira, en el que relata lo sucedido y cuenta los motivos de su distanciamiento con Martínez y que refieren a un informe en el que Martín Kesman ofició de camarógrafo. 

Todo ocurrió en la Copa América Centenario (2016) en Estados Unidos. Kesman relató que su hijo hizo las imágenes en una situación excepcional, dado que el césped del estadio de Phenix salía a "tomar sol" para luego volver al recinto techado. "Era un espectáculo único", comentó Kesman. 

Si bien había un cámara del canal en Estados Unidos (Raúl Ortiz), no se encontraba en el lugar para hacer las tomas.  "Lo que hicimos como se dice habitualmente fue cubrir las espaldas del compañero y no perder una linda nota de color", expresó el relator en la carta a la que accedió TV Show. 

En Montevideo, sin embargo, hubo un reclamo en el seno del sindicato por entender que Kesman hijo había violado los convenios al tomar el rol de camarógrafo. "Al otro día nos enteramos que se realizó en Telemundo por pedido de un anónimo hasta hoy, una asamblea para pedir que ADET dispusiera que Martin no trabajara más en el viaje por haber filmado el episodio narrado cuando todos los que viajábamos sabíamos, perdiendo así lo que correspondía por su tarea, su salario por el viaje y su salida al aire en magno acontecimiento", escribió Kesman a Pereira.  

"Y así fue, no lo dejaron trabajar. En una medida tomada a 25.000 kilómetros de distancia sin derecho a defenderse y sin su presencia", complementó.

Debido a esa situación, Kesman le retiró el saludo a Fernando Martínez (presidente de ADET) y este lunes volvió a preguntarle quién había sido el denunciante de su hijo. El líder sindical le explicó que esa información es secreta. La discusión terminó en golpes en la puerta de Teledoce y desencadenó un comunicado de ADET que declara a Kesman "persona no grata"

Si bien Kesman lamenta la pelea, acusa a Fernando Martínez de haberla  hecho pública. "Fue una pelea a puño limpio entre dos hombres, hecho que como usted sabe, como hombre que tiene calle, se da en una concentración de fútbol, en una fábrica, en una oficina etc., y queda entre los involucrados". 

El Mariscal complementó en declaraciones a TV Show que no tiene ningún problema con el sindicato ni con los sindicalistas, sino que el enfrentamiento se desencadenó con el presidente de ADET puntualmente y por la situación narrada.

Lee la carta completa: 

Montevideo, 10 de mayo de 2018
Sr. Presidente del PIT-CNT
Fernando Pereira,

Al haber tomado estado publico un intercambio de golpes de puño en la puerta de canal 12, entre Fernando Martínez, presidente del gremio de empleados del canal, y quien suscribe Alberto Kesman. Y al haberse publicado un comunicado de ADET al respecto, es que me propuse escribirle a usted para realizar algunas puntualizaciones que creo conveniente que usted como presidente del órgano principal que lidera los distintos sindicatos me gustaría que conozca.

1) ¿Por qué se llega a este lamentable episodio?

En 2016 se juega la Copa Centenario en los Estados Unidos, el canal envía al periodista Alejandro Figueredo y al camarógrafo Raúl Ortiz, más Martin Kesman y yo a la cobertura.
Martin y yo llegamos a la ciudad de Phenix donde se jugaba el primer partido 4 horas antes que nuestros compañeros. Como es habitual quien llega primero retira en el estadio las acreditaciones para todos. Allí partimos con Martin. Lo mas destacado de este gigante estadio es que además de ser totalmente cerrado, su cancha sale mecánicamente hacia al exterior a recibir sol y luego de un par de horas vuelve al garage. Esto no sucede todos los días, sino 3 veces a la semana. Nuestra sorpresa fue grande cuando vimos con Martin que se estaba produciendo el hecho estando solo nosotros allí.

Con conocimiento de nuestros compañeros de viaje (Figueredo y Ortíz) pensamos más que interesante mostrarlo a nuestros televidentes uruguayos y mandar el material a Montevideo con un copete mío y filmado por Martin a quien yo mismo le pedí que lo hiciera aprovechando que estaba realizando un trabajo especial para la web del canal, trabajo que todos conocían (de hecho viajó por Telemundo periodista y camarógrafo). Lo que hicimos como se dice habitualmente fue cubrir las espaldas del compañero y no perder una linda nota de color.

2) Sorpresa y estupor!!!!

Al otro día nos enteramos que se realizo en Telemundo por pedido de un anónimo hasta hoy, una asamblea para pedir que ADET dispusiera que Martin no trabajara mas en el viaje por haber filmado el episodio narrado cuando todos los que viajábamos sabíamos, perdiendo así lo que correspondía por su tarea, su salario por el viaje y su salida al aire en magno acontecimiento.

Y así fue, no lo dejaron trabajar. En una medida tomada a 25.000 kilómetros de distancia sin derecho a defenderse y sin su presencia.

Créame Sr. Presidente que me sentí enteramente culpable porque como lo dije antes yo se lo pedí.

3) Al retornar a Montevideo tuvimos un encuentro con ADET. Con presencia de Martínez, explicamos todo esto y no solo hubo oídos sordos sino que ni siquiera hubo preocupación por el daño a la persona y a la dignidad.

Quienes ven informativos de Televisión verán imágenes tomadas por periodistas con sus teléfonos, imágenes de aficionados que están en un lugar donde nace una información, verán camarógrafos sin periodista colocando micrófonos en conferencias de prensa, y nunca por esto vi tamaño resentimiento.

4) Por este motivo decidí cortar mi saludo con el presidente de ADET en ese momento, por una canallada tan grande. Y ahora peor aun, como hace publico en la prensa una pelea a puño limpio entre dos hombres, hecho que como usted sabe, como hombre que tiene calle, se da en una concentración de fútbol, en una fabrica, en una oficina etc, y queda entre los involucrados. Por lo menos a mi, en condiciones frontales y sin armas ,mano a mano jamás se me hubiera ocurrido y creo que a usted tampoco hacerlo publico.

5) Sr. Presidente tengo casi 68 años y quien tuvo el problema conmigo creo que no mucho más de 40 (los años que yo soy empleado del canal). No soy jefe ni nunca lo fui, solo por mi antigüedad: personal de confianza, como habemos muchos en la empresa.

Es normal discutir y discrepar, los uruguayos tenemos un temperamento y una forma de ser y sentir muy especial, es por eso que en nuestra historia obtuvimos logros de todo tipo y se nos respeta en el mundo, por esta condición intransferible: la frontalidad.
Dios quiera nunca cambiemos los códigos que van quedando, y con esto no justifico la violencia sino la forma de actuar.

Si tengo que pedir disculpas, no me tiembla el pulso para hacerlo, sinceramente lamento lo ocurrido y entiendo que estuvimos mal en dar un mal ejemplo en la puerta del canal.

Lo que si Sr. Presidente, estoy seguro de mi postura y de mis actos fuera del lamentable conato.

Usted no por mi sino por quienes elija, podrá saber si es mi familia y yo merecedora de toda esta farándula impropia de los uruguayos.

Muchas gracias por leer esta, mi humilde carta que no pretende que usted piense que soy un santo, que no lo soy, sino poner las cosas en su lugar.

Tenga la seguridad de que no amenace a nadie como dice ADET, solo pregunté a varias personas cara a cara quién había provocado la situación para aclararlo personalmente, ¿está mal?

Le reitero mi agradecimiento y me disculpo por robarle este tiempo, porque sé que tiene temas mas importantes que atender.

Le saluda con la mayor estima y respeto.

Alberto Kesman

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)