Netflix

Debates y censuras alrededor de "Luis Miguel, la serie", sobre el cantante mexicano

La serie está generando todo tipo de polémicas en torno a la vida de Luismi

Luis Miguel en el show que dio en 2015, en Buenos Aires (La Nación)
Luis Miguel, un hombre controvertido. Foto: La Nación

Desde que se estrenó el 22 de abril pasado, en un mes, Luis Miguel, la serie ha despertado todo tipo de polémicas. La bioserie basada en la vida del cantante mexicano Luis Miguel, con Diego Boneta en el papel protagonista, contó con la autorización del propio cantante, hecho que no ha impedido que los debates (y hasta la censura) se multiplicaran.

Producida por Gato Grande y MGM (y trasmitida en España y América Latina por Netflix y en Estados Unidos, por Telemundo), la serie tuvo de pique un polémico arranque. La historia inicia en 1992. A punto de salir al escenario, Luis Miguel recibe una mala noticia: su padre está a punto de morir en España. Pero en lugar de suspender el concierto, el cantante toma aire y decide seguir adelante, como si nada.

La serie deja entrever que la reacción de Luis Miguel es una especie de venganza al trato recibido por su padre. Y es que todos los que lo conocieron y estuvieron cerca de ellos coinciden en que Luisito Rey no trató a Luis Miguel como a su hijo, sino como su gallina de los huevos de oro. Al parecer lo explotó sin piedad, a pesar de que tan solo era un adolescente.

El asunto se multiplicó cuando Sergio Riesenberg, histórico director del Festival de la Canción de Viña del Mar, sumó una revelación al debate: “Yo lo traje a Viña porque me lo habían ofrecido un año antes al festival, pero yo lo encontré muy chico. Su padre le daba cocaína para estimularlo".

Según Riesenberg, Luisito Rey explotaba a su hijo programándole muchos conciertos y llevándolo de un sitio a otro sin descanso. 

"Yo estuve con ambos en el Hotel O'Higgins y vi cómo trataba a Luis Miguel. No le pegaba, pero por Dios que le gritaba", relató el director. "A un niño de 14 años no puedes hacerlo trabajar en la forma que hacía trabajar a Luis", dijo.

En la ficción se van alternando los excesos, de alcohol principalmente y de sexo, mientras también van apareciendo los problemas con el dinero, y las mujeres van rodeando al artista. El quinto episodio ha sido el más polémico hasta ahora, con una escena sexual subida de tono, y una polémica por un accidente automovilístico en el que casi muere una fanática.

En el momento más hot, se pudo ver a Diego Boneta interpretando a un Luis Miguel que busca escape en el alcohol y el sexo teniendo un encuentro con una chica. Luismi está desnudo mientras mantiene una conversación telefónica y la mujer le practica sexo oral, escena que Telemundo censuró.

En otras escenas, el astro mexicano es retratado con actitudes hostiles hacia otra fans y hacia Rosy Esquivel, su jefa de prensa.

Otro lado oscuro de la biografía del cantante tiene que ver con que madre está desaparecida desde 1986. A Marcela Basteri, la madre del artista, se le perdió el rastro cuando comenzaba la ascendente carrera del cantante. Luis Miguel gastó cientos de miles de dólares en su búsqueda, y eligió la serie para contar todo lo que sabe sobre ella. Se cree que la mujer partió a Italia. Sin embargo, nunca se volvió a saber de ella. Una tía de Luis Miguel confirmó en una entrevista a la TV mexicana ese hecho.

Los productores han declarado que ya se esperaban muchas de las polémicas que la serie genera, y adelantaron que ya hablan de una segunda temporada. "Aún no sabemos cuándo saldrá. Ahorita estamos enfocados en sacar la primera temporada, pero hay suficiente historia para trabajar en una segunda", han comentado ante la prensa. 

Esta segunda temporada de "Luis Miguel, la serie" arrancaría en la década de 1990 (donde finaliza la primera parte) y llegaría hasta la época actual. "Hay mucho que contar y mucho material", reconoció la producción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)