COLUMNA FARANDULERA

Los canjes, la pesadilla de los famosos

Nuestra analista de la farándula escribe sobre los problemas que le trajo hacer publicidad no tradicional a Florencia Peña

Florencia Peña
Florencia Peña y un canje para el olvido. Foto: Archivo

El otro día me puse a pensar en lo lindo que era ser famoso, por los regalos que te dan las empresas y marcas todo el tiempo, hasta que mi amiga Irene me contó el lado B de esa realidad.

¿No tuviste suficiente con lo que le pasó a la Vicky Xipolitakis con los canjes?, me preguntó Irene. Claro, como el año pasado fue tan largo, seguro que ya se te olvidó.

La verdad que me había olvidado de la Vicky y sus problemas con el minimercado y sus intentos de conseguir champagne. Igualmente me parece genial que te manden cosas gratis para que digas: “mirá que lindo” en las redes sociales o en algún programa de televisión.

Bueno, para eso tenés que ser famoso y tener redes sociales, me dijo Irene que sabe que me resisto a eso. Igual, tampoco es garantía de que te van a llover regalos, o que todo va a salir perfecto, sino preguntale a Florencia Peña.

Ah, contame que no me había enterado.

Ella tiene una carrera muy larga y conocida y parece que le preguntaron cuál había sido el canje más triste que había hecho; y Peña, siempre divertida y después de aclarar: “He hecho tantos canjes marginales”, dijo que había sido uno de toallas femeninas. Parece que estaba con Marley en televisión, lo que es sinónimo de que algo puede salir mal y tenía que demostrar que las toallitas absorbían, pero la demostración le salió mal. Encima Marley se murió de risa y no la ayudó y el tema casi termina en juicio.

Vos siempre igual, Irene, me bajás las ilusiones de tener regalos, aunque también me evitás juicios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados