ENTREVISTA

Cammarota, tras el adiós a Océano: "Los finales son como pueden ser, no son ideales"

Gonzalo Cammarota habló de los motivos de su salida de 93.9, del futuro de "Justicia infinita", de Salvador Banchero, Petinatti y el Frente Amplio

Gonzalo Cammarota. Foto: Leonardo Mainé
Gonzalo Cammarota. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El comunicador y líder de Justicia infinita resolvió junto a su equipo cerrar la etapa en Océano FM luego de 17 años en la 93.9. Ayer fue el último programa y ahora el ciclo volverá al aire a comienzos del año próximo, en una emisora que por el momento prefiere no revelar.

“Fueron 17 años. Las cosas hoy no están hechas para durar tanto tiempo, ni los objetos materiales ni los vínculos. A veces se van generando desgastes propios del paso del tiempo o uno siente que las inquietudes de uno pasan por otro lado”, asegura Cammarota en entrevista con El País.

El conductor añade que el detonante (“la anécdota final”) fue el posible regreso de Orlando Petinatti a la emisora, algo que por cierto no está confirmado por ninguna de las partes.

“Prefiero evitar ciertas cosas y en este momento los ambientes saludables son superimportantes para mí”, dice Cammarota sobre una eventual convivencia con el conductor de Malos pensamientos. Ambos han cultivado una hostilidad mutua desde los tiempos en que compartían estudio.

Sobre lo que viene, Cammarota asegura que el clásico cierre de año con “La bajada” tendrá lugar en 2019, aunque no se sabe aún la fecha, ni el canal (radio o redes) en que hará el festejo. Justicia infinita (el nombre es de su propiedad) regresará en “enero o febrero” de 2020 en otro lugar del dial con equipo casi completo, y no descarta la vuelta de Salvador Banchero.

Cammarota dice que el duelo por el que atraviesa desde julio pasado, cuando su pareja Rona falleció en un accidente de tránsito, puede haber acelerado ciertos procesos. “Si uno tiene desde algún tiempo la necesidad de cambiar de aire, hay que escucharse. Hoy sabemos lo que podemos hacer, mañana no. Entonces nos animamos a dar el paso”, confiesa.

—Ayer fue el último programa de Justicia infinita en Océano FM tras 17 años. Se repasaron algunos momentos del ciclo y tuviste palabras de despedida hacia la radio. ¿Con qué sensación te vas?

—Con el equipo decidimos hacer hincapié en las cosas lindas que pasaron en este tiempo, que es lo que queda. Han sido muchos años. Teníamos ganas de despedirnos así, contentos y recordando todo lo bueno que hicimos en Océano. Con la audiencia fue una despedida a medias porque volveremos en otra emisora el año que viene.

Justicia Infinita, 2019. Foto: Instagram @justicia_infinita
Justicia Infinita, 2019. Foto: Instagram @justicia_infinita

—¿Cuáles fueron los desencadentes para cerrar el ciclo en Océano?

—Fueron 17 años. Las cosas hoy no están hechas para durar tanto tiempo, ni los objetos materiales ni los vínculos. A veces se van generando desgastes propios del paso del tiempo o uno siente que las inquietudes de uno pasan por otro lado. Ha sido un proceso largo. Este año, además, estoy atravesando por un momento especial y quizás necesite cambiar de aire. Así que nos animamos a tirarnos al agua, a ver si podíamos hacer lo nuestro en otra radio.

—Se dijo que el motivo radicaba en la presunta vuelta de Orlando Petinatti a Océano FM...

—No es novedad que a mí esa idea no me entusiasma demasiado. Nunca tuvimos relación y en el período de tiempo en que estuvimos compartiendo la radio no se generó el tipo de ambiente en el cual me sienta cómodo trabajando. Prefiero evitar ciertas cosas y en este momento los ambientes saludables son superimportantes para mí. Los necesito más que nunca. De todos modos, ese fue el empujoncito, la anécdota final y de hecho, no sé si va a concretar el regreso de él a la radio.

—Ayer fue el último programa en Océano FM, ¿qué pasa hoy?

—Voy a dormir hasta tarde para empezar. Y luego nuestro próximo desafío es “La bajada”, que la vamos a hacer. No se sabe cuándo ni dónde. Pero la vamos a hacer. Especialmente, este año para mí será importante cerrarlo con una fiesta. Va a ser en diciembre seguramente porque no podemos hacerla antes del balotaje. Sería antidemocrático. Así que lo más probable es que “La bajada” la hagamos a principios de diciembre por redes o por alguna emisora aún a confirmar. Para ese día, nuestra idea es anunciar cuál será la nueva casa de Justicia infinita.

Gonzalo Cammarota en Justicia Infinita. Foto: Facebook de Justicia Infinita
Gonzalo Cammarota como DJ Sanata Foto: Facebook de Justicia Infinita

—¿Antes no se puede decir?

—Preferiría que no, porque hay cosas por cerrarse. Seguramente estemos al aire en enero o febrero del año que viene.

—¿El equipo se muda completo?

—En gran parte. María Noel Marrone estará en la nueva etapa, igual que el Pollo (Gonzalo Pollo) o Nacho Alcuri... la gran mayoría se va con nosotros. Algunos decidieron tomar otros caminos. Vamos a armar un proyecto nuevo. La idea es aprovechar la mudanza para cambiar algunas cosas y no hacer el mismo programa que veníamos haciendo. Justicia infinita está registrado a mi nombre, así que el título del programa lo vamos a mantener.

—¿Qué hay de cierto en la posibilidad de que Salvador Banchero vuelva en Justicia 2020?

—No puedo confirmar ni desmentir esa información. Pero hay probabilidades de que en 2020 hagamos cosas juntos con Salvador.

—En el cierre del programa decías que “las separaciones no son fáciles”. En este caso, ¿sentís que hiciste todo para que el divorcio sea lo más en paz posible? ¿Estás tranquilo con cómo planteaste las cosas?

—Sí, yo estoy tranquilo. Cuando vos querés tanto a la otra parte, a veces los finales son como pueden ser, no son ideales. No siempre se da esa escena final de los dos tomando un café, entendiéndonos y deseándonos lo mejor. Pero la verdad es que hoy (ayer) recorrí toda la radio y me di un abrazo con todos los compañeros que estaban. Con muchos de ellos me une un gran afecto.

—A Pablo Lecueder, director de Océano FM, lo mencionaste como una persona importante en tu vida...

—Es que es así. Le tengo y le tendré gran cariño. Más allá de momentos de calentura que en 17 años obviamente que hubo, prima todo lo bueno que vivimos juntos.

—¿Estaba él en esa ronda de abrazos de ayer?

—Sí, estaba. Nos dimos un abrazo e iremos a tomar algo en unos días. Está todo bien. Como en todo cierre hay un dejo de tristeza pero bueno, estoy convencido de que lo que se viene para nosotros, va a ser algo bueno. Y espero que a Océano le vaya muy bien también. Le deseo lo mejor a la radio y a Pablo.

—La decisión de ustedes fue sorpresiva para muchos en función de que luego de la migración a Del Sol en 2016 de No toquen nada y de los integrantes de Segunda pelota, Justicia infinita era el programa insignia de la emisora. Además, tras el fallecimiento de tu pareja en julio, dio la sensación de que estabas muy arropado en la radio...

—Fue así. Sobre lo que pasó en 2016, hay que decir que no ha sido fácil en este tiempo ser el “buque insignia”. Y respecto a lo que me pasó este año en mi vida, de algún modo pudo haber precipitado ciertas cosas; en el sentido de que si uno tiene desde algún tiempo la necesidad de cambiar de aire, hay que escucharse. Hoy sabemos lo que podemos hacer, mañana no. Entonces nos animamos a dar el paso.

Militaste para una lista del Frente Amplio en esta campaña, ¿cuál es tu visión de lo que se viene de cara al balotaje?

—La votación obtenida por el Frente Amplio no fue la esperada, pero tampoco anduvo lejos del objetivo. Lo que espero es que la campaña de cara al balotaje sea un intercambio que sume y no que divida. Yo espero que el FA logre un cuarto gobierno, pero si eso no pasa, tampoco se termina el mundo. No hay que agitar fantasmas que nos dividan más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)