La Voz

Braulio Assanelli se reencontró con su gente

El ganador de La Voz fue recibido en el puerto de Montevideo y en su pueblo, San Ramón.

Campeón: tras ganar “La Voz Argentina”, Braulio volvió a Uruguay y fue recibido por sus seguidores en Montevideo y San Ramón. Foto: Marcelo Bonjou
Campeón: tras ganar “La Voz Argentina”, Braulio volvió a Uruguay y fue recibido por sus seguidores en Montevideo y San Ramón. Foto: Marcelo Bonjou

Media hora antes del arribo de Braulio Assanelli, el ganador de La Voz Argentina, había más de una docena de personas esperándolo en el Puerto de Montevideo. La hora de su llegada había sido anunciada en redes sociales, y el público logrado por el uruguayo comenzaba a hacerse presente en la terminal portuaria.

Para amenizar la espera, los presentes, en su mayoría padres con hijos adolescentes, comenzaron a intercambiar sus opiniones y anécdotas del cantante que no solo triunfó en la vecina orilla, sino que con su imposición, la semana pasada, en el programa de talentos que acá se vio por Monte Carlo, se ganó un lugar en el corazón de los uruguayos.

El barco con Assanelli llegó pasadas las 09.30 al puerto de Montevideo
Luego de sacarse selfies con el personal del barco, Assanelli saludó desde el pasillo del puerto.
En la terminal lo esperaban su madre, Ana Larrañaga, conocidos y seguidores del cantante
Braulio Assanelli, saliendo de la terminal portuaria, donde fue recibido con cánticos, pancartas y gritos del público
La abuela de Braulio Assanelli fue una de las primeras en saludarlo. Su nieto, luego de abrazarla, le entregó el trofeo de La Voz Argentina.

El pabellón patrio, así como pósters y pancartas que decían “Bienvenido campeón”, comenzaron a desplegare minutos antes del arribo del buque Francisco, mientras que el número de seguidores que se hacía presente empezaba a crecer, y el personal portuario comenzaba a delimitar con vallas la salida de los pasajeros.

Y claro, como sucede en este tipo de ocasiones, no faltaron los vendedores que ofrecían banderas uruguayas y pancartas con el rostro del flamante ganador de La Voz Argentina.

Pasadas las 9:30, el público comenzó a desplazarse hacia la zona de la costa para ser el primero en ver el arribo de Assanelli. La comitiva de recepción se completó con un ómnibus que llegó de San Ramón, del que bajaron los familiares del cantante, quienes fueron recibidos con aplausos, pedidos de selfies y besos de la gente, como si ellos también hubiesen ganado en el certamen.

Ya después de las 10:00, Braulio Assanelli apareció por la manguera del Buque Francisco, y después de sacarse fotos con el personal del barco, saludó desde allí mismo a la gente que lo había ido a recibir y le gritaba “¡Olé, olé, olé, olé, Braulio, Braulio!”, intercalado con algún “Vamo’ arriba Uruguay”.

Braulio Assanelli
Vea la recepción de Braulio Assanelli en su llegada a Montevideo

Assanelli fue, claro, el último en salir de la terminal, donde se encontró con cánticos y gritos de la gente. Muchos habían llegado desde San Ramón, y varios mas lo estaban esperando en el pueblo. Ana Larrañaga, la madre de Assanelli, comentó que por temas laborales mucha gente se quedó en el pueblo para recibirlo en la tarde, momento para el que se había preparado toda una fiesta.

Había un ambiente de alegría en San Ramón que esperaba la llegada de Braulio Assanelli a su hogar, y nadie quería perdérselo.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Desde la entrada al pueblo, se podía ver la gente que esperaba al joven ganador de La Voz Argentina. Gente con banderas circulaba por la calle principal de San Ramón, mirando cada auto que llegaba, esperando que fuera el de su compatriota. Ese que había logrado lo imposible, hacer conocido a San Ramón.

“Revolucionó todo el guacho este” era el comentario de los hombres, mientras las mujeres, desde infantes a mayores se iban acercando al escenario del Club Centro Unión que se había improvisado en la esquina de Batlle y Ordoñez y Baltazar Brum. Como si fueran hormigas al azúcar, los habitantes comenzaron a llegar allí, sabiendo que al final de la caravana, Braulio cantaría para todos ellos.

Foto: Marcelo Bnojour
Foto: Marcelo Bnojour

La llegada, esperada a las cinco de la tarde se retrasó una hora. Eso no hizo mermar a la gente, que seguía acercándose hasta el lugar pautado para verlo al ganador de La Voz. Finalmente Braulio se reunió con su pueblo, que, como se podía esperar, tenia ganas de festejar el triunfo de uno de los suyos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)