AMOR

La boda en Miami de Evangelina Ortiz con un millonario argentino bajo la nueva normalidad

La comunicadora uruguaya dio el "sì, quiero" a Pablo Pérez Companc en una ceremonia para 10 invitados presenciales y seguida por los demàs por videoconferencia. 

Evangelina Ortiz
Evangelina Ortiz recién casada. Foto: La Nación/GDA

A pesar de la crisis sanitaria por Covid 19, Evangelina Ortiz de León y Pablo Perez Companc (37) decidieron seguir adelante con su plan de convertirse en marido y mujer. Atentos a la situación, modificaron su idea original, que era reunir a sus familias, y el viernes 10 de julio celebraron su boda civil, enmarcada en la "nueva normalidad", junto a diez íntimos amigos en el jardín de su casa ubicada frente a Surfside Beach, en Miami.

A través de una videollamada, los Perez (a secas, como prefiere hacerse llamar la familia del novio) y los Ortiz de León presenciaron la ceremonia de forma virtual. A sus 85, Gregorio Pérez Companc (retirado de los negocios, reconocidísimo filántropo a través de su fundación y "fierrero" de alma, Forbes estima en 1600 millones de dólares su fortuna), su mujer de toda la vida, María del Carmen "Munchi" Sundblad, y algunos de sus seis hermanos -los presentes evitaron mencionar cuáles-, compartieron la emoción minuto a minuto a través de las pantallas. 

Evangelina Ortiz tuvo un pasaje por Canal 4, donde fue conductora de un programa satélite de Gran hermano. Es oriunda de Gregorio Aznarez, en Maldonado. 

A diferencia de muchas parejas a las que la cuarentena les precipitó el final de su relación, los conocidos de Evangelina y de Pablo aseguran que a ellos les pasó todo lo contrario. El confinamiento los unió más y los empujó a seguir adelante con su decisión de casarse, bajo el protocolo "new normal". La fecha original era el 2 de mayo y, si bien lo habían pospuesto para el 8 de agosto, al ver que la pandemia sigue por tiempo indeterminado, decidieron sellar definitivamente su amor. Luego de conversarlo con su círculo más cercano, buscaron en la Corte su licencia de matrimonio, y en menos de una semana, organizaron su unión civil con diez íntimos amigos que viven en Miami.

La novia, fanática de la moda y dueña de una espectacular figura, repasó las vidrieras virtuales de sus marcas preferidas y a través del sitio Forward eligió cinco looks para que le enviaran a su casa y así poder elegir el indicado. Finalmente se decidió por un original y audaz atuendo de short y blusa de plumetí de lino con cuello de broderie, de la firma Zimmermann. Y lo accesorizó con un collar de caracoles de Prada y zuecos de Fendi. La tradición de "algo nuevo, algo usado, algo azul y algo prestado", dicen sus amigas, que la cumplió a medias: con lo nuevo, por el outfit, y lo azul, con unos aros de diamantes y zafiros (regalo de Pablo).

Evangelina Ortiz
Evangelina Ortiz y Pablo Pérez. La torta era gluten free. 

Cuando llegó el esperado 10 de julio, con la caída de sol y el mar como telón de fondo, la notaria pública Clara Cartagena los convirtió en marido y mujer. Apenas terminó la ceremonia se dio paso a una comida, en la que al mejor estilo face to face cada uno de los invitados les dedicó unas sentidas palabras a los recién casados. El menú fue bien criollo. Los novios eligieron tablas de fiambres como entrada y de plato principal, asado. Se sirvieron mollejas, chorizos, tiras de asado y lomo con ensaladas. De postre hubo platos de frutas y una torta de boda gluten free, hecha especialmente por Sofía, una gran amiga de la novia.  

Gracias al trabajo de la organizadora de eventos Paula Jackson, los flamantes marido y mujer compartieron una mesa con vista al mar tal como se la habían imaginado. Las peonías y rosas blancas se destacaban en los centros de mesas con follajes verdes y románticos caminos de encaje. Y haciendo juego con la impronta rústica del sector de la parrilla se colgaron luces estilo kermesse, jarrones con frutas y velas. Sonó música chill out hasta las diez de la noche, horario marcado por el toque de queda que rige en el estado de Florida. El 11 de diciembre planean hacer una fiesta grande, con toda la familia y más amigos. 

Evangelina(prefiere no revelar su edad) es uruguaya y que conoció a Pablo en 2013, cuando ella trabajaba como periodista en Fox Sports en Argentina. Al poco tiempo, se mudaron a Miami y siguieron escribiendo su historia de amor en el "exilio". "Me daba mucho miedo estar en otro país sin trabajo y empezar desde cero. Pero el amor fue más fuerte y me la jugué", admitía ella en su última entrevista con ¡HOLA! Argentina en agosto de 2019. 

Evangelina Ortiz De León
Evangelina Ortiz con una escultura diseñada por Horacio Pagani en el piso de la pareja en Miami. 

Juntos decoraron su piso en el Fendi Château, donde tienen un Pagani Zonda Revolution, una escultura sin motor, con el chasis monocasco original, construido en fibra de carbono y titanio, creado por el argentino Horacio Pagani a pedido de Pablo.

La pasión por los autos de Pablo, que es ex piloto (en 2007 se accidentó mientras corría en la categoría IndyCar, un choque que casi le costó la vida), los llevó el año pasado al circuito de Monza, para una carrera de Fórmula 1, y cuando terminó, él le propuso matrimonio en plena pista: "Nunca imaginé que iba a ser un día tan importante para nosotros. Lo notaba un poco nervioso y sospeché cuando me dijo: 'Vamos para ahí a sacarnos unas fotos', porque él odia las fotos. Cuando me abrió la puerta del auto y me dio la mano, noté que estaba temblando. Tardé como 40 segundos en responderle porque estaba en shock", sostuvo entonces ella.

Hoy, su presente es de pura felicidad, según sus íntimos, y no sería raro que pronto agranden la familia. Mientras tanto, disfrutan de su matrimonio "new normal".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error