COLUMNA FARANDULERA

"Bailando", un show que ya tiene ganas de continuar

El programa de Marcelo Tinelli tiene a sus primeras figuras confirmadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mariela Anchipi (Fotos: Gente)

Sigo muy angustiada por esta noticia horrible de que Solita Silveyra no va a estar más en el jurado de Bailando por un sueño, pero por otro lado me alegra saber que falta menos para que el show vuelva a animar mis noches y bueno, sin ella, tendré que concentrar toda mi atención en las parejas y el baile en sí. Lo único que pido es que no sea Luciana Salazar la que vaya a ocupar esa silla; si de mí dependiera arreglaría para que volviera Nacha Guevara, ¡qué mujer maravillosa! Marcelo, si me estás leyendo, tené en cuenta mi opinión te lo pido.

Bueno, vuelvo a la pista porque si me disperso, me voy por cualquier lado. Yo me entusiasmo sólo con la vuelta de Marcelo Tinelli, porque hasta ahora las novedades, más allá de tener la tranquilidad que la lengua karateca de Moria Casán va a seguir poniendo todo en su lugar, no me entusiasman mucho.

Se dice que Rocío Oliva va a estar bailando, que es la gran apuesta de Tinelli. ¡Cómo le gusta insistir con la guerra mediática contra Diego Maradona! Porque la verdad es que a nadie le importa mucho Oliva, ¿qué talento tiene? ¿Cuál es su gracia? Ni siquiera le gusta la prensa, se pasa peleando con los periodistas... No sé, no es la chica para meter ahí. Nada bueno saldría de eso.

La otra confirmada es una muchacha nueva, que se postuló para el programa y quedó porque es la sobrina de la primera dama argentina, la elegante señora Juliana Awada. Naiara se llama la chiquilina (le dicen Nai), y ya se ligó los palos de Marcelo Polino que le dedicó unas palabritas en la radio. “Es una cartonera de su familia”, dijo el señor del moñito. ¡Cartonera! No quiere a nadie ese hombre.

Y la otra es Mariela Anchipi, que pasó de ser una coreógrafa perfil bajo del programa a una bomba sexual que es pareja de Dady Brieva. No sé cómo hizo esa transformación, la verdad, pero se veía venir que iba a caer en las garras del programa.

No es muy alentador el panorama, pero en el Bailando yo confío siempre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)