CONFESIÓN

Andrea Rincón, a fondo sobre su adicción a las drogas: "Mi cometido era morirme"

La actriz argentina se abrió para hablar de sus problemas de consumo, y dijo que ahora está "en paz"

Andrea Rincón. Foto: Captura de YouTube
Andrea Rincón. Foto: Captura de YouTube

En una entrevista con Gastón Pauls para el programa Seres libres de Crónica HD, Andrea Rincón habló en profundidad sobre sus problemas de adicción y contó quiénes la ayudaron a atravesar esa etapa de su vida. La charla se puede ver en YouTube.

“¿Qué es para vos la palabra consumo?”, preguntó al comienzo de la charla el actor a su invitada. “No sé si la palabra consumo me hace ruido; el tema es el abuso de consumo de cualquier cosa, porque los que somos adictos sabemos que lo tapás por un lado, terminás con las sustancias, y de repente te fuiste a otro lado, a la comida o a algo. Es irte siempre a un exceso. Como algo que te está atormentando por dentro y que querés tapar con cosas de afuera”, explicó la actriz.

Rincón dijo que “de pendeja ya me di cuenta” de su adicción, y siguió: “No quería convivir más conmigo y es muy difícil cuando no te gusta quién sos, porque son 24 horas del día”. Contó que empezó a consumir de joven, alrededor de los 15 años, con su pareja de entonces, y que también tuvo problemas con el alcohol.

La vida de Rincón, que saltó a la fama por Gran Hermano y llegó a ganar un Martín Fierro revelación por su trabajo en la tira La Leona de Telefé, tomó nuevos rumbos cuando decidió volcarse de lleno a la carrera actoral. Ella destaca el papel que jugó su lugar en los medios en su adicción y compartió un triste episodio: “Un día llegó mi hermana, me pateó la puerta y yo estaba tirada, violeta, y le decía que me quería morir. Y ella me decía: ‘Andre, ¿por qué? Tenés la vida que todos quisieran tener’. Yo le dije: ‘Odio a papá, odio a mamá, a los programas de la tarde’. ‘Los programas de la tarde’ tiré (...). Y fue lo primero que empecé a tratar: me corrí de los programas de la tarde y empecé a hacer terapia con mi padre y mi madre”, contó.

“Llegué a tocar fondo. Mi fin y mi cometido era morirme, lo tenía clarísimo. Yo había tenido un intento de suicidio y dije: no le puedo hacer esto a los que amo”, se sinceró la morocha, “pero me costaba vivir. Dijo que consumía “sola, agazapada, días. El mundo se detenía”.

Aseguró que la cocaína “es el infierno, no hay otra”.

Rincón contó que su familia la apoyó en este proceso de recuperación, así como el propio Pauls, y también Nancy Duplaá y Pablo Echarri cuando la convocaron para La Leona.

Sobre su presente, la actriz manifestó: “Estoy en un lugar tan lindo, tan hermoso... Me levanto todos los días feliz de quién soy. Estoy en paz, Cuando me voy a dormir, cuando apoyo la cabeza en la almohada (...) Trato siempre de ser mejor”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados