COLUMNA FARANDULERA

El amor según Bradley Cooper y Ashton Kutcher

Los galanes viven románticas historias con Irina Shayk y Mila Kunis, respectivamente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los flamantes papás. Foto. Archivo El País

Quiero aclarar de primera que Brangelina nunca estuvo entre mis parejas favoritas de Hollywood porque siempre me pareció una dupla muy acartonada, con movimientos casi programados. Para mí el amor es otra cosa, y perdonen si les parece demasiada cursilería pero hay que hablar de las cosas como son.

El amor es, por ejemplo, el divino de Bradley Cooper dándole tremendo beso a su mujer, la monumental Irina Shayk, frente a los atentos flashes de los fotógrafos. Un afortunado paparazzi los pescó en pleno momento apasionado, los dos combinados vestidos de blanco impecable y entusiasmados por el bebé que viene en camino, que ya se le nota a Shayk, que es flaca, flaca.

Los tórtolos ya saben el sexo del bebé, ya definieron nombre y ya tienen ganas de que vengan más para agrandar una familia que tendrá genes muy cercanos a la perfección.

Es la misma situación que se da en el hogar de Ashton Kutcher (hola Ashton Kutcher) y Mila Kunis, enlazados por un guión casi cinematográfico: se conocieron haciendo That 70’s Show y aunque sus vidas fueron por caminos separados, se encontraron a tiempo para enamorarse y tener bebés, algo así como los bebés más lindos de todo el planeta.

El fin de semana pasado fueron los premios SAG y Ashton, que los condujo, aprovechó para hacerle una declaración de amor a su mujer que lo miraba por tele (digo, no tengo idea en realidad). Con todo el asunto de Trump y la entrada prohibida a Estados Unidos para los musulmanes, Ashton “soy más que una cara bonita” Kutcher se proclamó a favor de todos los inmigrantes y expresó: “Mi esposa vino a este país con una visa de refugiada en medio de la Guerra Fría. La sangre me hierve ahora mismo. Nunca hemos sido una nación construida en el miedo. La compasión es la raíz ética de América”.

Esto es amor en tiempos de redes sociales y paparazzi, no el glamour tedioso de Angelina y Brad, que me dan sueño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados