ENTREVISTA

Alberto Sonsol habla acerca de sus polémicas: "Siempre digo lo que me parece"

El periodista y relator habla sobre las polémicas generadas en los últimos días en sus programas de radio y televisión sobre el coronavirus

Alberto Sonsol
Alberto Sonsol. Foto: Difusión

Se convirtió en fuente de polémica con sus comentarios en radio y televisión. Alberto Sonsol tiene una de las agendas más completas con jornadas que se dividen entre la radio Bien Igual y Tuya y mía (Espectador), y televisión en Polémica en el Bar y Subrayado (canal 10) y La hora de los deportes (TNU). Entre tanto desarrolló un perfil controversial gracias a su participación en Polémica en el bar, donde se ha peleado con algunos invitados y se ha convertido en uno de los opinólogos más escuchados y criticados del país.

“El término que usas es interesante”, dice Sonsol apenas empieza la charla, “decís que me peleo con todos y yo siento que no me peleo con nadie. Lo que hago es dar mi opinión y si el otro tiene una opinión diferente, defiendo la mía a muerte. Es una forma de ser”, dice.

Sobre el coronavirus que ha afectado su forma de trabajar (hace radio desde su casa), dice que nos favoreció que “empezó en otro lado, y como siempre acá todo llega después. Algunas veces ser los últimos es una macana, otras está bueno, como en este caso”.

Alberto Sonsol
Alberto Sonsol en "Polémica en el bar". Foto: Captura

En distintas entrevistas, Sonsol ha dicho que opina lo mismo frente a un micrófono que en su casa. “Tal vez lo que sorprenda un poco es la forma, el estilo o no guardarme nada y elevar mi presión por decirlo; si me pedís que lo diga de otra manera, no podría”, señala el conductor.

Quien lo ha visto en televisión o escuchado en radio sabe que para Sonsol no hay medias tintas y una vez que empieza a calentarse, no hay quién lo pare. “Tampoco uno es infalible y todas las opiniones son concordantes. Tal vez es la forma de decirlo”, dice.

Sobre su manera de hablar, Sonsol dice que “los otros días tuve un tema con la decisión del gobierno de volver las clases en las escuelas rurales”, dando pie al inicio de esta entrevista.

—Gracias a Polémica en el bar surgió un perfil más debatiente suyo. ¿Cómo ha sido ese cambio en usted que llevó, por ejemplo la semana pasada a polemizar con el gremio de maestros por el regreso de clases en escuelas rurales?

—No es gracias a Polémica en el bar, me convocan al programa por ser como soy. No es que de la nada aparece un tipo en un programa como Polémica en el bar. Para mí, lo tienen que haber razonado desde otro lado los gerentes del canal. Ahora qué pasa, este es un país de encasillar. Yo soy un tipo de basquetbol y cuando empecé a hacer fútbol me decían ahora hace fútbol, un día empecé a hacer entretenimientos y mirá, hace Escape perfecto. Entonces, a la gente le cuesta acomodarse las cosas, ¿por qué tenés que hacer solamente una cosa? Eso no lo entiendo. Y si el público lo recibe bien, merecido; porque si el público te recibe mal, ¿sabés cómo te bajan?, de un hondazo, no tengas dudas.

Alberto Sonsol
Alberto Sonsol en "Polémica en el bar". Foto: Captura

—¿Y por qué ahora trasciende esta faceta suya?

—No es que por Polémica trascendió todo lo demás, creo que hay 35 años de carrera en deporte básicamente y con entretenimientos en el medio, pero como ciudadano de este país, aspiro las cosas de todos los días. Tengo hijos que ahora son grandes pero que fueron a la escuela, jugaron a baby fútbol y me recorrí todas las canchas, he vivido lo que cualquier persona, ni más ni menos. Entonces a la hora de una situación límite como la que estamos viviendo ahora, evidentemente hay opiniones muy encontradas, yo igualmente me siento muy orgulloso de cómo los partidos tradicionales se han encolumnado detrás del gobierno actual para ver cómo salimos de esto. Puede haber diferencias, hubiesen hecho otra cosa de otra manera, pero entiendo que hay uno que tiene que tomar las decisiones, tiene que mandar, sino sería un loquero si cada uno hace lo que quiere. Y ya hay bastantes que hacen lo que quieren.

—¿Y sobre el conflicto con los maestros por el reinicio de clases?

—Yo pienso, si el Presidente decide en conferencia de prensa anunciar que se van a retomar las clases el domingo 22 de abril, solamente en las escuelas rurales, tengo que suponer, y no hablo ni con Lacalle ni con Delgado para que me cuenten lo que van a hacer, tengo que suponer que para tomar una decisión de ese tenor, todos los que están alrededor del presidente, desde Silva que es el capo del Codicen a economistas, infectólogos y doctores, habrán concluido que lo mejor es empezar por ahí. ¿O voy a pensar que es un antojadizo?, no. Y cuando me dicen los muchachos que el gremio de maestros no está de acuerdo, ¿qué quiere decir en una situación de este tenor? Eso es lo que no entiendo.

Alberto Sonsol
Alberto Sonsol, en La hora de los deportes

—El gremio tiene derecho a expresarse.

—Sí, está bien, pero no oponerse. Puede decir no me gusta pero tengo que ir, porque si se opone el gremio del combustible, de la salud, entonces el país está parado, nos morimos todos y ya está. Hay gente que me dice que pueden expresarse, lo que pasa es que en una situación, como han dicho muchos de guerra contra un enemigo invisible, lo que veo es que es una situación ajena a lo normal. En mis años de vida nunca vi una situación como lo que está pasando. Entonces, ante situaciones límite, soluciones distintas, ese es mi concepto global. Así lo veo yo y me salta todo el mundo.

—¿Y qué siente cuando le dicen que se calle y se dedique a otra cosa, como ha pasado?

—No me voy a callar por eso. Pero creo que lo que acá no es una situación normal donde los gremios luchan por sus derechos que está bárbaro, pero acá hay algo anormal y cuando la cosa es anormal tenes que, calladito, hacer lo que te dicen. Sino pasa lo que sucedió en Turismo que salió el ministro de turismo y con un video dice quédate en su casa, pero no en tu casa de veraneo, en la casa tuya. Y si igual te vas de viaje qué querés, ¿qué te aplauda?

Alberto Sonsol
Alberto Sonsol

—¿Cómo se lleva con estas críticas?

—A esta altura me resbala, no voy a dejar de decir lo que pienso. Pero mirá que discuto en casa con mi mujer y con mis hijos. Yo me siento honesto conmigo mismo y me peleo contra Lacalle o el que venga. Es mi opinión. No me aliviana nadie y no lo digo desde la soberbia, sino desde la convicción. Tenés que tener argumentos para convencerme y no venir a decirme que los gremios esto o aquello. Esto es nuevo, y por tanto se modifica el orden de todo, y guste a quien le guste, hay que estar atrás del que decide que hoy es Lacalle. Y si dice vamos para allá, vamos para allá; ¿o en una guerra el general dice vamos por la rambla, un soldado del fondo le dice vamos por Avenida Italia? No existe eso. Bueno, esto es igual. Para mí es igual.

—Este tipo de declaraciones son las que lo hacen ser noticia.

—¿Y qué querés que haga, tengo que aplaudir todo, no decir nada y no expresar lo que siento? No puedo. Yo no soy ni el Palacio de la Luz ni un apagón, soy un tipo normal que trabaja en el periodismo, tengo a mi vieja en un residencial, mis hijos algunos conmigo, llevo una vida normal y tengo mis conceptos sobre las cosas, desde el deporte, la televisión y la vida, y siempre digo lo que me parece y no me interesa el color político de nadie. Si estuviera el Frente Amplio conduciendo el país, hay que enrolarse atrás del que manda.

Sonsol: “La función de hoy es entretener a la gente”

—No hay deportes, pero La hora de los deportes sigue al aire.

—En definitiva la función de hoy es entretener a la gente. Porque de qué hablás hoy en un programa de fútbol sin fútbol, hablás de cosas del pasado, recuerdos, anécdotas, cuentos, de eso se trata.

—Hay que saber reinventarse para estos tiempos.

—Y sí, nos pasa a todos, pero soy optimista y pienso que esto va a pasar. Será en tres, seis u ocho meses, pero deseo que pase con la mayor cantidad de gente ilesa posible. Ojalá mañana sea una anécdota que todos podamos contar y punto.

—Ayer salieron grabados en La hora de los deportes y hablaron con Bernardo Laureiro, del Diriangén de Nicaragua, donde aún se juega al fútbol.

—Salimos grabados porque el director de Canal 5 no permite programas en vivo. Entonces tenés que llevar lo que se llama la lata. En el programa hicimos contacto con Nicaragua, porque hay dos países en el mundo que están jugando al fútbol: Bielorrusia y Nicaragua. Hicimos contacto con Laureiro vía Skype, y el tipo contó cosas que quedás frío por lo que se vive acá. Allá se suspendió todo menos la liga superior de fútbol, y los tipos siguen jugando. Me decía que en el primer partido salió con barbijo y guantes y es incomodísimo para jugar; y me dijo que no se viene porque sino no cobra más y además no tiene cómo salir de Nicaragua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/