RECUERDO

Alberto Sonsol: "No puedo emocionar a la gente si yo no estoy emocionado"

En 2017, el periodista y conductor estuvo en el ciclo "Encuentros" de El País, y repasó algunas claves de su historia

Alberto Sonsol en Encuentros en el El País
Alberto Sonsol en Encuentros en el El País

Alberto Sonsol falleció este jueves a los 63 años, tras varios días de internación por complicaciones derivadas de su contagio de coronavirus. El periodista y comunicador se inició en el relato de básquetbol y desarrolló una carrera prolífica que hoy lo encontraba como una de las principales figuras de los medios uruguayos.

En 2017, Sonsol visitó la redacción de El País para ser parte del ciclo de entrevistas Encuentros, y repasó su historia de vida, desde su infancia en el barrio de Palermo hasta sus características como relator.

"Nací en Palermo, en Minas y Cebollatí, y tuve una infancia muy feliz", recordó y contó que durante su niñez, "iba de mañana a una escuela judía y de tarde a la escuela del barrio. Mi padre, para mantener la cercanía con la tradición y la religión, me mandaba a una escuela judía (...) Yo invitaba a mis compañeros de las dos escuelas y venían algunos judíos ricachones y otros negritos del barrio, pero para mí eran todos mis amigos. Y creo que formarte en ese ambiente te marca que las personas son todas iguales".

Dijo que por entonces "soñaba con relatar" y que lo hacía como un juego, tirado en su cama, pero "no lo veía como una posibilidad".

Además, recordó el viaje que había hecho poco tiempo atrás a Israel, en concreto a Tel Aviv, lugar que no visitaba desde 1984, y contó que visitó con mucha emoción la esquina en la que supo que tenía que volverse a Uruguay y dedicarse al periodismo deportivo.

Sobre el momento en que resolvió confesar que era simpatizante de Peñarol, una confesión atípica en su rubro, dijo que "cuando tengo una cámara encendida, soy hincha mío y de mi familia", pero aseguró: "El paso de hincha a periodista no es para cualquiera. Y respeto todo, eh. Pero yo estoy tan tranquilo con esa confesión".

En la charla, Sonsol habló de sus características a la hora de trabajar y explicó el porqué de su notoria pasionalidad, ya sea durante el relato o en cualquiera de sus vetas de comunicador.

"Tengo algunos principios básicos", comentó: "no puedo emocionar a la gente si yo no estoy emocionado, no puedo convencer a la gente si no estoy convencido, y trato de todo eso ponerlo en el relato. Porque aparte considero que el periodismo sin opinión, hoy, no".

"Yo tengo un don —creo que es un don—, que a mí no me importa si hay mucha gente o no hay nadie. Para mí está todo el país escuchándome, aunque esté mi vieja nomás", dijo en referencia a las transmisiones deportivas. Y sobre su carrera y el perseguir los sueños, aseguró: "Yo vivo de lo que yo pagaría por hacer, lo digo con todas las letras. (...) El límite lo pone uno, y si estás convencido que esto es lo tuyo, que te gusta y que lo hacés bien; si reunís esas condiciones, ¿quién te para? A mí no me paró la distancia, el dinero, los afectos, nada".

La entrevista completa en Encuentros:

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados