LIBRE

La actriz Lori Loughlin quedó libre tras dos meses en prisión

La actriz de “Full House” fue liberada ayer tras el fraude de las admisiones universitarias que la dejó dos meses en prisión; su marido sale en abril 

Lori Loughlin. Foto: Archivo
Lori Loughlin. Foto: Archivo

La actriz estadounidense Lori Loughlin, sentenciada a dos meses de prisión por cometer fraude y pagar para garantizar el ingreso de sus hijas a una prestigiosa universidad, fue liberada el lunes por la mañana luego de cumplir su condena en el estado de California, según la administración penitenciaria.

De 56 años y famosa por su papel de “tía Becky” en la serie de televisión Full House, Loughlin apareció el 30 de octubre en la Prisión Federal para Mujeres de Dublín, cerca de San Francisco. Se trata del mismo establecimiento que acogió a finales de 2019 a su colega Felicity Huffman, de la popular serie Desperate Housewives, condenada a dos semanas de prisión tras el mismo escándalo de admisiones universitarias para sus hijos.

Loughlin, cuya carrera se estancó por este asunto, afirmó haber aprendido las lecciones de la “terrible decisión” que la llevó, junto con su esposo, a pagar en 2016 y 2017 cerca de 500.000 dólares a un intermedirio para garantizar la admisión de sus dos hijas, Isabella Rose y Olivia Jade en la Universidad del Sur de California (USC).

Habían acordado con el cerebro de la operación, William Singer, que sus hijas serían presentadas como buenas aspirantes para el equipo de remo de la universidad, aunque ninguna de ellas practicaban ese deporte.

“Pensé que actuaba por amor a mis hijas (...). Ahora entiendo que mis decisiones han contribuido a exacerbar las desigualdades en general, y las del sistema educativo en particular”, había dicho Loughlin durante la audiencia ante un Juez de Boston que fijó su sentencia.

Además de su pena de prisión, la actriz fue condenada a pagar una multa de 150.000 dólares y deberá someterse a dos años de libertad supervisada y 100 horas de servicio comunitario.

La pareja se declaró culpable de los cargos de conspiración por fraude bancario, conspiración para pagar sobornos en programas federales y conspiración para lavar dinero en el marco del escándalo.

El esposo de Lori Loughlin, el estilista Mossimo Giannulli, considerado “el más activo” en este engaño por los investigadores, fue sentenciado a cinco meses de prisión y una multa de 250.000 dólares.

Fue encarcelado el 19 de noviembre en la prisión de hombres de Lompoc, cerca de Santa Bárbara (California), y su fecha de liberación es el 17 de abril de 2021, según los servicios penitenciarios.

El matrimonio figura entre la lista de 30 padres millonarios que se han declarado culpables en el caso, apodado “Operación Varsity Blues” por las autoridades de Estados Unidos. La investigación reveló que estos padres adinerados pagaron cuantiosos sobornos para lograr que sus hijos fuesen admitidos en prestigiosas universidades de Estados Unidos. Para lograrlo, se les corrigieron calificaciones de exámenes de ingreso o se les crearon perfiles deportivos falsos, como sucedió en el caso de las hijas de Loughlin.

De las 55 personas acusadas en este caso, más de 40 se han declarado culpables, incluido Singer, cuya organización recibió unos 25 millones de dólares en el marco del esquema de fraude universitario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error