LA LEONA

Una pasional heroína de barrio

Nancy Dupláa y Pablo Echarri protagonizan la telenovela que Monte Carlo presenta hoy.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nancy Dupláa y Pablo Echarri. Foto: Difusión

En tiempos donde las mujeres sumisas y sufridas de las telenovelas turcas acapararon la televisión sudamericana, Telefé dio una vuelta de tuerca a sus historias para entrar en la competencia.

Desde Graduados a esta parte, las producciones de su prime time habían marcado cierta tendencia a dejar de lado el melodrama y apostar a algo diferente. El último ejemplo fue Entre caníbales con Natalia Oreiro, aunque el rating no estuvo de su lado. La leona viene a seguir esa misma línea.

Al menos esa parece ser su intención, y hay una ventaja de su lado: que las grabaciones de este telenovela empezaron y terminaron el año pasado. De esa manera, Pablo Lago y Susana Cardozo, los autores de La leona, concretaron su idea sin verse influidos por el rating o la competencia, que en este caso se trata de Los ricos no piden permiso (ver recuadro).

Trabajaron sobre una historia, la de una costurera que se pone una empresa al hombro y se planta como una moderna heroína, y la de un villano que aparecerá en su vida para ponerla en un dilema.

Cliché, puede ser. A simple vista, los personajes se paran en lugares comunes. Sobre todo María Leone, la protagonista que interpreta Nancy Dupláa. Es una obrera de barrio; que no pronuncia las eses al final de las palabras; que usa ropas apretadas y prendas con mucho escote; que tiene un marido atorrante con el que sigue conviviendo porque bueno, la costumbre le gana a todo.

Ese concepto se apoya con la cortina musical de esta nueva producción de Telefé, "María María", un tema de Milton Nascimento popularizado por Mercedes Sosa. Un canto de guerra, que en la voz y con el estilo de Miss Bolivia se transforma en un himno de las calles.

"La dignidad que da el trabajo es algo que los míos y yo construímos codo a codo", dice Leone en el trailer de la telenovela, mientras recorre en penumbras la empresa textil en la que trabaja. Esos son los valores del personaje que marca la vuelta a la televisión de Dupláa.

Y no una vuelta así, a secas. Una vuelta con su pareja, Pablo Echarri, de quien se enamoró filmando Los buscas de siempre (2000). Echarri es Franco Uribe, el hombre que tiene que destruir la textil Liberman que Leone se esfuerza por mantener en pie. Víctima y victimario (¿cliché?) quedan atrapados en una historia de amor pero sobre todo de pasión, que se hará sentir desde el primer capítulo.

Pero es una historia moderna, que dispara con su carga pesada desde el arranque y que, con actuaciones convincentes, se inclina al perfil de las producciones brasileñas.

Monte Carlo estrena hoy a las 21.30 La leona, que en Argentina debutó hace un par de semanas, y que aquí llega para reemplazar a la teleserie española El tiempo entre costuras.

Si no puede ver el video, haga click aquí 

Boicot.

La leona no sólo tiene a Echarri como protagonista sino como responsable. Es una coproducción entre Telefé y El Árbol, la productora que el actor encabeza junto a su colega Martín Seefeld, quien también integra el elenco. El Árbol ya hizo la exitosa telenovela El elegido, que arrasó con los premios Martín Fierro en 2011.

Tanto Echarri como Dupláa son partidarios del kirchnerismo, y eso hizo que el debut de la ficción se viera empañado por un boicot realizado en las redes sociales. Usuarios de Twitter convocaron a los opositores del kirchnerismo a no mirar La leona sólo por la postura política de sus protagonistas, algo que no tuvo trascendencia.

De hecho, el nuevo presidente argentino Mauricio Macri medió en este conflicto. "Suerte a Pablo Echarri y al equipo de #LaLeona en su estreno. No creo en boicots a ninguna expresión cultural. Unamos a la Argentina", escribió en su cuenta de Twitter el día del estreno.

"Puedo odiar a tal persona o tema, pero no se me ocurriría hacer algo así, pero entiendo que la gente se manifieste y que si le cuentan que nosotros hacemos cosas non santas, protesten", dijo al respecto Dupláa en entrevista con Télam.

Pasión.

La historia de La leona está planteada y el elenco es bueno. Además de Dupláa y Echarri, está Miguel Ángel Solá. El actor que hace poco visitó Montevideo con la obra teatral El diario de Adán y Eva, encarna a Klaus Miller, dueño de la textil, malvado y además víctima de una enfermedad degenerativa, lo que marca su vida.

También están Susú Pecoraro, Esther Goris (con un personaje terrible), Hugo Arana, Juan Gil Navarro, Mónica Antonópulos y Peter Lanzani (el de la película El clan), entre otros.

Pero no es una historia apta para menores. En Argentina ya pasó de todo: sexo grupal, escenas al borde del incesto y otras cuasi sadomasoquistas, bastante inspiradas en Cincuenta sombras de Grey. Habrá drama, llanto y maldad, seguramente; pero también pasión, y al parecer en grandes cantidades.

"Los ricos no piden permiso": La Tele anuncia su próximo estreno

La misma lucha por el rating que existe en Argentina se trasladará a Uruguay, cuando La Tele estrene Los ricos no piden permiso. Es la nueva producción de Pol-ka para El Trece, que en la vecina orilla debutó el pasado 11 de enero y que aquí ocupará el lugar de Esperanza mía. La historia de Esperanza/Julia y Tomás ya entró en su tramo final, aunque le queda algo más de un mes todavía para el desenlace.

Con un elenco que reúne a lo mejor o lo más popular de la gama de actores argentinos, y un típico culebrón. Además, a diferencia de La leona, esta ficción sí continúa rodándose, así que podrá adaptarse a las necesidades de la audiencia (y de la medición).

Esta historia transcurre en la estancia de los Villalba, donde los de arriba luchan entre sí, y también con los de abajo. Los de arriba son los adinerados, claro: Angélica (Norma Aleandro), la magnate viuda que pronto morirá y dejará consecuencias; y sus hijos Antonio (Juan Darthés), Ana (Sabrina Garciarena) y Agustín (Gonzalo Heredia). También anda por allí un tío, Lisandro (Raúl Taibo), que quiere apoderarse de la fortuna, y una tía, Bernarda (Leonor Benedetto). Nada novedoso.

Los de abajo son los empleados de la gran estancia: el capataz Rafael (Luciano Castro); la maestra Julia (Araceli González); la jefa de cocina Esther (Leonor Manso); y una nueva mucama, Elena (Agustina Cherri), que guarda un secreto que pondrá a temblar los cimientos de este imperio que tienen los Villalba.

Obviamente, las historias de ricos y pobres se cruzarán tanto en las disputas económicas, como en las luchas de poder y en el amor. En cuanto al amor, todo será al estilo tradicional, con una evolución mucho más lenta que la vertiginosa que se da en La leona.

Hasta ahora, en Argentina el rating está empatado entre dos historias y planteos bien opuestos. En Uruguay podría pasar lo mismo, aunque La leona aparecerá antes en pantalla y podrá usar eso como ventaja. La Tele todavía no anunció la fecha de estreno para Los ricos.

Sin embargo, las dos telenovelas argentinas tendrán que ganarle a un oponente demasiado firme. En ese horario Saeta cuenta con su mejor carta, ¿Qué culpa tiene Fatmagül?, la dramática telenovela turca que junto a Sila logró posicionarse en lo más alto del rating. Será difícil que ceda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)