LA COLUMNA DE TINA FERREIRA

Olimar murguero

El intendente de Treinta y Tres, Dardo Sánchez, dice, modestamente, no tener oído pero amar el jazz. Quiere enaltecer las manifestaciones de candombe locales y restablecer las murgas de su departamento que son su diferencial.

—¿Cómo se volvió murguero el departamento?

—A través de un crecimiento legítimo y normal como sucede con las comparsas, donde uno se desprende de la agrupación original y arma su propio grupo y así sucesivamente. Hace mucho hubo una proliferación de la murga y nosotros tuvo la suerte de tener a Tirate que hay arenita. Treinta y Tres es más chico que el barrio más chico de Montevideo y el tener acá una murga que vaya a la capital, cante y gane en el Ramón Collazo era poco creíble. Fue muy fértil el campo en ese momento y es muy motivador. Llegamos a tener 10 murgas de grandes y 11 de niños y eso se dio por la afinidad familiar que había entre los integrantes que permitía ensayar todos los días y trabajar fuerte. Los mejores años de Tirate que hay Arenita también coincidieron con los mejores años de otras murgas como Los Payasos Criticones, Arena del Olimar, entre otras. La calidad hacia feroz la competencia que había entre ellos, llenando casi todas las noches el Teatro de Verano y los tablados. Fue todo un acontecimiento. Después vino una etapa donde disminuyó porque muchos de los directores responsables de las murgas no estuvieron por distintas circunstancias de la vida para mantenerlo pero ahora estamos en etapa de nueva formación de murgas.

—¿Hay semillero?

—Este departamento es una gigantesca cuna de artistas en proporción a la población que tenemos. Hay formadores y un altísimo porcentaje de percusionistas que toca el tambor, el redoblante, que entiende. Hoy lo que funciona como semillero son murguistas que forman a otros.

—¿Cómo es la personalidad de un murguista?

—El murguista debe ser una persona versátil para competir a buen nivel. Debe conocer de canto, de música, tener disponibilidad y un componente de bohemia muy importante. Es una persona que se desarraiga de su familia tres meses. Muchos de ellos cantan en otros géneros musicales y se ha perfeccionado muchísimo.

—¿Qué carnaval habrá en el mediano plazo?

—La manifestación de la murga continúa y está viva también en el nacimiento de la "La Arrabalera" que si compitiera también lo haría ferozmente porque tienen la escuela y mantienen el conflicto característico de la murga y son una esperanza porque son jóvenes. Con el excelente trabajo de la dirección de Cultura y Fernando Macedo experto en murga al frente de Carnaval, la idea es reflotar el genero y también formar e informar en candombe para que se conozca aquí la historia que ha sostenido a los afrodecendientes durante tantos siglos.

   
   
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)