TELENOVELA

Lo que se oculta tras las "Verdades secretas"

Camila Queiroz habla sobre la telenovela que se ve por La Tele.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Camila Queiroz. Foto: Difusión

Verdades secretas, una de las últimas telenovelas de Globo que aquí transmite La Tele de lunes a viernes a las 22.15 (hoy no se verá por el final de ShowMatch), entrelaza los mundos del modelaje y la prostitución vip y tiene un elenco con varias figuras conocidas como Reynaldo Gianecchini, Rodrigo Lombardi o Drica Moraes, recordada por ser la villana de Imperio.

Cuenta además la historia de Arlete, una soñadora que llega a San Pablo con la intención de convertirse en modelo y termina en una relación compleja con uno de sus clientes.

El primer giro que se da en Verdades secretas es cuando Arlette se entera del otro negocio de la agencia de modelos que integra, el book rosa: un catálogo de jovenes quienes, por distintos motivos, aceptan una nueva forma de trabajo dentro de esa empresa, ser cortesanas.

La necesidad de ayudar a su abuela (una maestra de escuela jubilada y endeudada) la lleva a sumarse a ese catálogo, y la trama se complica cuando la joven se enamora de un poderoso cliente, Alexandre Ticiano (Rodrigo Lombardi), con él sufre decepciones amorosas.

"Lo que ella no imagina es que él se convertirá en su padrastro y van a vivir juntos, bajo el mismo techo. Es una historia muy tensa e intrigante para el espectador", señala a El País Camila Queiroz, la protagonista de esta ficción que nació en San Pablo en 1993 y quien, como su personaje Arlette, empezó en el mundo de las pasarelas.

Verdades secretas, ganadora del Emmy internacional a mejor telenovela este año (se impuso a Reglas del juego, otra brasileña que también va por La Tele), es el primer protagónico para Queiroz, lo que se tradujo en una fama repentina que no esperaba conquistar.

Ella entiende ese cambio como el resultado de un trabajo bien realizado. "Pero no me ilusiono con la fama porque mi trabajo siempre será más que eso. Hay que tener los pies en la tierra y mucha madurez para saber cuándo salir de ahí", dice.

—¿Qué se siente llegar a Globo con un rol protagónico?

—Para mí, fue una enorme responsabilidad. Estudié mucho, fui muy bien recibida por la dirección y el elenco, y di lo mejor de mí. Quedé muy contenta con el resultado y me encanta saber que ustedes nos están recibiendo tan bien.

—Usted viene del modelaje, al igual que su personaje. ¿Cómo es, desde adentro, ese mundo en realidad?

—Es un mundo muy cruel con las modelos, que escuchan que están fuera de las medidas todo el tiempo. Pero es un mundo que también trabaja con el arte, lo cual es muy placentero. He vivido grandes momentos como modelo y fui muy feliz durante los ocho años que trabajé en esa profesión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados