CARNAVAL 2017

Nuevos criterios para evaluación de las comparsas

Los jurados de Las Llamadas se preparan mirando telebeam.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desfile: empiezan a modificarse algunas pautas de evaluación. Foto: F. Ponzetto

El delantero en posición adelantada por milímetros, una pelota rodando sobre la línea de gol o una dura infracción en la mitad de la cancha, fueron algunas de las acciones más consultadas a través del "telebeam", un sistema de repetición de jugadas que causó furor en la década de 1990, cuando las innovaciones tecnológicas llegaron al fútbol.

Veinte años después, el mecanismo está siendo utilizado por el presidente del jurado de Las Llamadas, Daniel Porteiro, en el entrenamiento previo que realiza con los 15 jurados que evaluarán los desfiles por Isla De Flores el jueves 9 y viernes 10.

El máximo juez de la competencia busca afinar la puntería, al punto que en los últimos días viene realizando reuniones para consolidar un criterio que unifique todas las áreas, con un televisor de por medio, donde se intercambian opiniones sobre el sonido de los tambores, las danzas y los desplazamientos y las propuestas estéticas, los tres grandes rubros para analizar las propuestas de las 40 comparsas.

Porteiro dijo a El País que este año se buscará que las agrupaciones ejecuten una danza más libre, sin repeticiones, y donde predomine la expresión corporal individual y "con alma" sobre las coreografías rígidas y mecanizadas.

También merecerán especial atención los tambores, donde el jurado podrá valorar el "adorno musical" que embellezca la ejecución, pero sin cambiar el signo y compás candombero, en una época donde la fusión de géneros está a la orden del día.

En este rubro habrá especial atención a la "continuidad rítmica, limpieza del golpe y claridad del ejecutante". No habrá preferencias por tal o cual estilo preexistente, dijo Porteiro. Los personajes típicos serán evaluados en su danza y caracterización a través del vestuario. A propósito de los movimientos, se valorará la danza a tiempo de la Mama Vieja, el baile sincopado del Gramillero y la plasticidad del Escobero, en vez de sus virtudes acrobáticas.

También buscarán que las banderas, estrellas y medialunas, que simbolizan las naciones ancestrales, integren un ala delantera asociada a la propuesta.

"Aunque pertenezca a otra cultura, buscamos transmitir la imagen del dragón chino para explicar la integralidad que se busca: una sola figura, aunque cada parte de la comparsa tenga su singularidad y movimiento propio", explicó el presidente del jurado.

Porteiro dijo que el tiempo de actuación se extenderá dos minutos, hasta los 75, a los efectos de que los grupos puedan culminar el recorrido sin apuros.

Derechos.

La pasada semana la Asociación Uruguaya de Candombe (Audeca) rechazó una propuesta de Tenfield por los derechos de imagen del desfile de sus treinta asociadas.

Pretenden $ 100.000 por grupo y la oferta alcanza a $ 84.000. Los diez grupos restantes pertenecen a Daecpu y ya tienen cerrado un contrato de televisación, que incluye Desfiles y Concurso Oficial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)